10 de junio de 2013 / 10:04 p.m.

El mediocampista Cándido Ramírez y los posibles refuerzos que lleguen deberán romperse el alma por el equipo, advirtió el defensa de Pumas de la UNAM, Marco Antonio Palacios.

El zaguero dijo que esos refuerzos deberán ajustarse a la mística del club para ganarse su lugar y ayudarlo a que trascienda en el próximo Torneo Apertura 2013, si quieren permanecer en Pumas por mucho tiempo.

"Queremos que se rompa la ma... por el equipo, que corra, que le meta, así es la mística de Pumas, meter, correr y echarle muchas ganas si quiere permanecer en Pumas (mucho tiempo)", sentenció el "Picolín" Palacios a su salida de los exámenes médicos.

Consideró que Ramírez tiene mucho futuro en el balompié nacional porque todavía es joven, y que si se acopla a la dinámica que tiene el equipo y que siempre le ha caracterizado, entonces le va a ir mucho mejor.

"Es un chavo que a Pumas le viene bien. Se mostró muy bien con Santos Laguna y tiene un gran futuro. Creo que a la dinámica de Pumas le va a ayudar ese tipo de jugadores, es positivo para el grupo un jugador como él, es talentoso y se va a adaptar rápido".

Por otro lado, "Picolín" mencionó que deberán trabajar con él y apoyarlo para levantarle el ánimo, luego que fue relegado de la lista de convocados por el técnico Sub-20, Sergio Almaguer, para disputar el Mundial de la especialidad en Turquía, que inicia el próximo 21 de junio.

"Es un jugador con mucha capacidad, y anímicamente siempre hay derrotas o victorias, pero siendo joven se va a levantar rápido y nosotros le daremos el apoyo siempre. Hay que darle la bienvenida y exigirle como a cualquier otro joven".

En tanto, Cristina Rodríguez, de medicina del deporte de la UNAM, dijo que Pumas es un equipo apto en todos los sentidos para jugar al futbol. "Comparado con otros equipos, vemos que su condición física es muy buena y se desempeña muy bien en los partidos".