14 de septiembre de 2013 / 05:11 a.m.

Saúl Álvarez subió a la báscula con los labios secos, segundos antes de su turno se acomodó en una silla para guardar energías, pero cuando llegó el momento de marcar las 152 libras pactadas para la pelea ante Floyd Mayweather se acabaron las dudas.

Canelo consiguió el peso, ahora tendrá que dedicarse las siguientes horas a recuperar la fuerza para estar en la mejor condición posible para la pelea de su vida, la noche del sábado en la arena del MGM Grand de Las Vegas.

La tarde del viernes más de 12 mil personas abarrotaron el inmueble, con una mayoría de apoyo para el jalisciense, que rompió con la especulación sobre su peso.

"Yo estoy bien, hice muy bien mi preparación, mucha gente decía que andaba batallando. Por eso a mí me gusta demostrarlo con hechos y aquí está el resultado", declaró el tapatío al bajar del escenario.

Durante el careo posterior al pesaje, Mayweather trató de darle el cinturón para que "sintiera" lo que es tenerlo y Álvarez se negó, "Yo no voy a hacer lo que él quiere que haga, y ponérmelo. Yo no quiero hacerlo y no lo hago y así es", agregó.

El mejor libra por libra del mundo mantuvo sus juegos mentales, tratando de sacar de quicio a Canelo, mientras se enfrentaban cara a cara para las imagen de los medios Floys reclamó a Eddy Reynoso, entrenador del mexicano sus declaraciones durante el programa "All Access" de la cadena Showtime, "si le dijo algo al Eddy sobre el Hard Work, pero no le damos importancia".

En el documental, Reynoso aparece diciendo que estas peleas se ganan con "huevos" el "hard work mira por donde me lo paso", haciendo referencia a sus genitales.

Pero el equipo del Canelo parecía relajado después de pasar el primer episodio. Para el Money Mayweather, la ceremonia fue un trámite, subió en 150.5 libras, una y media abajo del límite.

El que se llevó un susto fue Danny García, el campeón superligero puso cara de extrañeza cuando el presidente de la comisión atlética de Nevada le dijo que estaba media libra arriba de las 140, pero en un segundo intento consiguió el peso y todo está listo para una de las peleas preestelares de la historia, cuando enfrente al especialista del nocaut, el argentino Lucas Matthysse.

El datoEl campeón del peso completo de la UFC pudo conocer a Canelo Álvarez antes del pesaje, acompañado de Dana White quien le deseo suerte al mexicano.

Carlos Contreras Legaspi