5 de febrero de 2013 / 03:07 a.m.

El jefe de Servicios Médico Veterinarios del Zoológico informó que el cachorro es de unos tres centímetros y pasan del canal de parto al marsupio, que funciona como un manto protector para incubarlo y concluir su gestación.

Culiacán • Un canguro rojo nació en el Zoológico de Culiacán y se sumó al cachorro de la misma especie cuyo alumbramiento se registró anteriormente en el mismo lugar, y que fue bautizado como "Zoocu".

El nacimiento del canguro se produjo el fin de semana, explicó en entrevista el jefe de Servicios Médico Veterinarios del Zoológico, Roys Gastón Quintero Parada.

El alumbramiento del marsupial diprotodonto se produjo casi imperceptiblemente, ya que el cachorro es sólo de unos tres centímetros y pasan del canal de parto al marsupio, que funciona como un manto protector para incubarlo y concluir su gestación.

"El parto puede pasar imperceptible porque no existe una placenta, la hembra puede estar remoneando y pariendo, entonces la cría nace y escala al marsupio, no hay dolor y eso permite que no sea un animal que esté vulnerable a los depredadores", señaló.

Manifestó que para que los animales se reproduzcan en cautiverio se tienen que dar diversas condiciones, como es una alimentación balanceada, el buen manejo sanitario y un ambiente agradable y propicio.

Destacó que uno de los parámetros para evaluar el buen manejo técnico en un zoológico, es la reproducción de las especies que en él habitan, por lo que en el Zoológico de Culiacán existe un trabajo constante, tanto de día como de noche.

"Esto es para tener a los animales gozando de buena salud, bien atendidos, desparasitados, nutridos, vitaminados; y con un entorno de hábitat limpio y adecuado a sus necesidades", refirió.

En cualquier zoológico, el nacimiento en cautiverio es una gran celebración, porque la reproducción no es fácil y la tasa de fertilidad tiende a disminuir por los factores ambientales, de salud y otros que tienen que ver con el hábitat forzado.

NOTIMEX