1 de marzo de 2013 / 11:03 p.m.

Monterrey, N,L- Doña Silvestra mencionó que al ver el arma envuelto en una bolsa negra le generó miedo, pero luego se armo de valor y abrió la bolsa. Cuando se dio cuenta del contenido de la bolsa, decidió tomarlo y llevárselo a su casa, para luego entregarlo en el canje de armas. Donde le cambiaron dicha arma por mil pesos en vales de despensa.

 Redacción