23 de junio de 2013 / 12:21 a.m.

Para el Apertura 2013 los jugadores de la cantera buscarán levantar la mano y hacer que su técnico pueda verlos como piezas confiables en el once titular.

Manuel Viniegra y Alan Pulido, dos jugadores que desde las fuerzas básicas han ido escalando posiciones con el único objetivo de ganarse un lugar en el máximo circuito respetando las decisiones de su técnico pero decididos a demostrar que ya están listos para la responsabilidad total.

¡Quiero Jugar!En el caso de Manuel Viniegra el siguiente torneo será para el como un reto, pues aun y cuando no cree haber tenido baja de juego fue de los elementos que menos minutos tuvo de participación en el equipo.

Sin embargo, lejos de verse afectado, está situación lo ha hecho más maduro para comprender lo que debe de hacer.

"El reto siempre ha estado, hay que poner algo más porque el torneo pasado no nos alcanzó y entonces hay que dar más. Creo que seis meses sin jugar para mi no fue nada grato y voy a buscar a como de lugar jugar porque no me sirve de nada estar en un equipo grande y todo lo que quieras, lo único que busco y que voy a hacer, respetando las decisiones es entregarme al máximo en cada oportunidad que me den", expresó Manuel Viniegra.

Poner en duda a TucaUn caso similar es el de Alan Pulido, jugador que para muchos aún no está listo para una responsabilidad mayor como el de cargar con la ofensiva sin embargo, el jugador está consciente que en la carrera del futbolista hay tiempos y el quiere seguir los tiempos necesarios así como la competencia que tenga que afrontar ya sea con los actuales compañeros o con los refuerzos que lleguen al equipo.

"Cada torneo quiero ganarme el puesto y quiero terminar jugando pero también se que hay otras circunstancias y otros compañeros en mejor nivel también lo que hace una competencia sana y pone en duda al técnico vamos a esperar.

"Obviamente sigo la misma ilusión de poder ganarme un lugar, de sacrificarme por el equipo y el compañero para asumir esa responsabilidad en el torneo y para poner también en duda al entrenador y que tenga de donde escoger que volte para atrás y que sepa que uno viene luchando duro para querer jugar", señaló Pulido.