23 de abril de 2013 / 02:32 a.m.

Monterrey.- • Con pistola en mano, dos hombres asaltaron un negocio de ventas de teléfonos celulares, sin importarles que la encargada fuera una mujer embarazada y, junto con ella, se encontraba su hijo de un año y medio de edad.

Todo ocurrió el pasado 5 de abril del año en curso, en un negocio que se encuentra ubicado sobre la avenida Pablo Livas y Serafín Peña, donde alrededor de las 18:10 horas dos hombres llegaron al establecimiento.

Primeramente, cruzaron la avenida y permanecieron unos cuantos minutos parados a unos metros del negocio, donde finalizaron con la planeación del asalto.

Se dirigieron a la puerta principal e ingresaron al negocio.

Uno de los asaltantes con playera en color oscura, se dirige al escritorio, donde se encuentra la dama, y se apodera de dos computadoras portátiles, mientras que el otro asaltante, que viste playera blanca, bermudas y gorra, golpea en la cabeza a un cliente que se encontraba en el negocio.

Y, sin importarle la presencia del menor de edad, amenaza con la pistola a la mujer embarazada.

Ella, desesperada y aún siendo encañonada, le pide al asaltante que le permita tomar a su hijo que se encontraba en el andador, pero el sujeto le apunta con la pistola y la obliga a sentarse en un sillón.

Posteriormente, jalonea el andador del menor y se lo entrega a su madre, quien, desesperada, lo carga y lo protege con sus brazos.

Luego de apoderarse del equipo de cómputo, el primer asaltante, quien porta una playera oscura, sale del negocio y se dirige a la esquina donde habían llegado primeramente.

Mientras, el otro delincuente se apodera de los aparatos que se encuentran en el aparador.

Justo a media cuadra, una tercera persona ya espera a los dos hombres a bordo de una motocicleta, la cual la coloca en posición de salida, esperando que lleguen sus cómplices.

El asaltante se aproxima, sube a la moto e indica al conductor que emprenda la huida, a pesar de que su compañero no había llegado aún, pero solo transcurrieron 10 segundos y un grito del segundo asaltante los hizo detenerse para poder darse a la fuga.

Aunque este asalto ocurrió a inicios de este mes de abril, las autoridades ministeriales no han dado con el paradero de los responsables de este robo.

FRANCISCO CANTÚ