15 de julio de 2013 / 01:36 p.m.

Un instalador de aires acondicionados fue detenido por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Escobedo, luego de ser acusado de asaltar una tienda de conveniencia en la colonia Residencial California.

Al momento de los hechos esta persona era acompañado de otras cuatro personas, pero estos sólo fueron remitidas por consumir bebidas embriagantes en la vía pública.

Los hechos sucedieron en el interior de la tienda Oxxo ubicada en el cruce de Raúl Salinas y Vereda, en la colonia Residencial California.

El presunto responsable fue identificado como Gerardo Mireles Mendoza, de 21 años de edad, quien tiene su domicilio en la colonia Villas del Parque, en el citado municipio.

Los empleados de la mencionada tienda solicitaron la presencia de la Policía de Escobedo, luego de que un sujeto solitario los asaltó.

Según su versión, el ahora detenido llegó en compañía de tres hombres y una mujer, con la finalidad de adquirir cerveza.

Luego de tomar la mercancía, sólo se quedó en el mostrador Mireles Mendoza, mientras que el resto de los parranderos salieron del establecimiento.

Fue en ese momento que el delincuente simuló que portaba un arma de fuego en la cintura y le dijo a la encargada de la tienda que no iba a pagar nada.

Además, le exigió el dinero de la caja registradora, siendo la cantidad de 300 pesos en efectivo.

El presunto delincuente salió del negocio y abordó el vehículo donde los esperaban sus compañeros de parranda.

Los hechos provocaron la movilización de varios uniformados de la Policía de Escobedo, quienes patrullaron en sector en busca de los inculpados.

En el cruce de Sendero Divisorio con Raúl Salinas, los oficiales los ubicaron y de inmediato los arrestaron.

Ante la autoridad, Mireles Mendoza aseguró que él era el único responsable del ilícito, y aseguró que había atracado de forma de broma. Además, dispensó a sus amigos del ilícito, pues dijo que el atraco fue idea suya.

Redacción