14 de mayo de 2013 / 01:40 p.m.

Las investigaciones por el asesinato de quien fuera secretario de turismo de Jalisco durante unos días, Jesús Gallegos Álvarez, han derivado en varias detenciones, indicó el titular de la Fiscalía General del estado.

Cuatro personas han sido capturadas con relación a este crimen, dijo Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco, Fiscal General, a un medio de comunicación de la ciudad, mencionando que ""participaron directamente de una u otra forma, no solamente en este delito sino en otros delitos que han afectado a los jalisciense"".

En cuanto a más detalles de las investigaciones, recalcó que sólo por indicación del gobernador, Aristóteles Sandoval Díaz, darían a conocer sus identidades y qué responsabilidad tuvieron esas cuatro personas bajo investigación, o incluso el mismo mandatario podría difundir más datos al respecto.

El ataque contra el entonces secretario ocurrió la tarde del sábado 9 de marzo, cuando el funcionario viajaba a bordo de un vehículo Toyota Higlander, color tinto, con placas de Jalisco, por la avenida Acueducto, en su cruce con Paseos de los Parques, cuando cuatro sujetos armados en una camioneta de lujo, marca Volvo, color negro, se le emparejaron y comenzaron a dispararle.

El acompañante de Gallegos Álvarez aceleró la marcha iniciándose así una persecución que culminó en la intersección con Josemaría Escrivá, cuando el automóvil del funcionario se impactó contra una Jeep Cherokee, color verde, que transitaba por el lugar.

El secretario fue obligado a descender de la unidad para que los sicarios le disparan a corta distancia, recibiendo dos tiros con un arma de calibre 9 milímetros.

Después de su muerte, el secretario general de gobierno, Arturo Zamora Jiménez, aseguró que el móvil de la ejecución del funcionario ""tenía que ver con actividades económicas y empresariales que tuvo antes de ser designadas como secretario de Turismo. Estos desafortunados sucesos nada tienen que ver con el cargo que acaba de asumir algunos días [1 de marzo]"".

Con las continuación de las investigaciones, el 26 de marzo, el Fiscal confirmó que se encontraba arraigado Isaías Bernabé Miranda, piloto aviador retirado de la Fuerza Aérea Mexicana, quien habría trabajado como elemento de seguridad de Gallegos Álvarez y mantenía intercambio de mensajes de texto con el funcionario que fueron localizados en el teléfono del asesinado, en los cuales le exigía el pago de cierta cantidad de dinero.

— JUAN LEVARIO