14 de febrero de 2013 / 03:02 p.m.

Se conocieron en un podio de premiación. Un domingo de carreras, un tiempo para compartir y de ahí… la competencia no los frenó nunca. Son Rocío Pulido y Hugo Sánchez, corredores de la localidad que unieron sus vidas hace más de un año y ahora comparten triunfos y el gusto por el deporte.

"Me llamó la atención sus chinos, su pelo y por eso le hablé… ahora me gusta que es muy atenta conmigo, con mi hija", reconoce Hugo.

Como la mayoría de los novios, salieron de paseo, al cine, al teatro, a tomar un helado, pero lo que sin duda disfrutan es entrenar juntos y compartir su tiempo a través del deporte.

"Al principio me invitó a salir al cine, a comer y así, luego empezamos a entrenar juntos porque a los dos nos gusta mucho esto de las carreras y pues hasta corremos en los mismos eventos”, expresó Rocío.

Con el tiempo tuvieron a Ximena, la pequeña que les ha robado el corazón y unido más como pareja.

"Hemos salido adelante, a veces los tiempos se complican, como en todo, pero nos hemos mantenido, más en estos tiempos", comentó Hugo.

Ambos, son corredores conocidos en el mundo del atletismo, pero quien lleva mano es ella, algo que no preocupa a él, pues sabe del lugar que ocupa en su corazón.

Esto sin contar la forma que encontró Rocío para motivar a su esposo para que corriera su primer maratón apenas el año pasado. Ella fue clara y retó, a través de su página de Facebook, su marido pero sólo como una forma de motivación al decirle:

“ Pues yo no soy mucho de andar retando a corredores (as), mucho menos a mis contrincantes y/o rivales, pero esta vez ya es personal y haré una excepción, ya dije, ya me vi, y ya me mentalicé para lo que será mi meta en el Maratón de Monterrey. Mi meta es ganarle a Hugo Sánchez. Querido, independientemente de nuestra relación marital, el próximo domingo, dentro del maratón no serás nada mío, ni te voy a conocer, no serás más que un rival, y en el kilometro 38 te voy a dar alcance y no tendré la más mínima compasión. (…) A pero a eso sí, te esperaré en la meta, donde de nuevo volverás a ser mi esposo, para abrazarte y consolarte jajajaja. YA DIJE. PD. Te quiero mucho flaquito J”

Claro que para Rocío eso fue una broma y una forma de motivarlo, ya que encontró respuesta inmediatamente en las redes sociales.

"Nos fue muy bien, claro que era una broma, a los dos nos fue muy bien, porque para él era la primera vez que corría un maratón y terminó muy bien, hicimos muy buenos tiempos los dos", recordó Rocío.

Así, mejorando tiempos y compartiendo podios de premiación están estos dos jóvenes esposos, que no sólo son corredores, sino también estudiantes y trabajadores, pero sobre todo compañeros en este camino del amor.

Martha Cedillo | Foto: Roberto Alanís