Francisco Zúñiga 
18 de julio de 2013 / 02:39 a.m.

Monterrey • Para agosto próximo deben quedar concluidos los trabajos de reconstrucción de los daños del huracán Alex, mismos que contemplan un total de 5 mil 520 obras en todo el estado, y de las cuales sólo falta terminar 20.

Al inaugurar y anunciar obras por 242 millones de pesos en Hualahuises y Allende, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, dijo que ahora sigue trabajar en mejorar la infraestructura, y anunció un nuevo paso deprimido sobre la Carretera Nacional, a la altura de Allende.

Tras inaugurar, junto con el alcalde Jaime Salazar Marroquín, la reconstrucción de seis kilómetros del tramo Allende-Buena Vista, donde se destinaron 120.6 millones de pesos, el gobernador lanzó el anuncio.

"Pero les traigo otra noticia, todavía hay otro semáforo por allá, no está completo, entonces antes de que termine este año vamos a iniciar el otro puente, vamos a acabar de una vez, que quede completo, va a ser otro puente deprimido, igual, bonito", comentó Medina

Este paso deprimido, similar al que se encuentra a la altura de la avenida Lerdo de Tejada, en Santiago, tendría un costo aproximado a los 120 millones de pesos, y permitirá un flujo continuo de 130 kilómetros, desde Monterrey hasta el municipio de Linares.

Esta obra estará a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y podría iniciar entre octubre y noviembre, para terminar unos diez meses después, de acuerdo a lo indicado hoy.

"Tendríamos un flujo continuo desde Eugenio Garza Sada hasta Linares, el único semáforo es este, el de Allende, pero lo quitaremos al hacer el puente", dijo al respecto el secretario de Obras Públicas, Luis Gerardo Marroquín Salazar.