DANIELA MENDOZA LUNA
2 de junio de 2013 / 03:05 p.m.

Cadereyta • Cadereyta firmó el pasado 11 de abril su convenio de incorporación al área metropolitana de Monterrey, y con ello obtuvo dos beneficios inmediatos: la reducción de las tarifas telefónicas y las de transporte.

Sin embargo, la primera no entra en vigor sino hasta el mes de diciembre, y en lo que se refiere a los camiones, si bien la tarifa ya bajó de 32 a casi 14 pesos, los tiempos de traslado siguen siendo un dolor de cabeza para los más de siete mil 500 usuarios al día. La razón: una caseta de cobro.

Para algunos, la cercanía con el área metropolitana les traerá pocos beneficios mientras sigan viviendo en un municipio cercado por una caseta y dividido por otra.

El empresario Juan Sepúlveda destaca que con la amenaza de un crecimiento urbano que puede explotar como ya sucediera en los municipios vecinos de Juárez y García, el temor es que no exista la infraestructura en servicios básicos para hacer frente a nuevos pobladores.

Tampoco hay centros educativos suficientes y el transporte podría quedarse corto para dar abasto.

Según las últimas cifras del INEGI, 53 por ciento de los 87 mil habitantes de este municipio son dependientes económicos.

"El crecimiento de Cadereyta no ha sido un crecimiento ordenado, si uno va a Linares, ellos tienen parque industrial y están más urbanizados, las empresas en Cadereyta están situadas en lugares incómodos, no tenemos una organización y eso nos ha hecho mucha falta.

"Nos puede pasar lo mismo que le pasó a Juárez, que cuando acordaron ya estaban superados y muy rápido", dijo.

Sin descartar los beneficios sobre acceder a mayores recursos federales para seguir haciendo mejoras efectivas, como las que reconoce que se han hecho en últimos años en materia de vialidades, destaca que un verdadero crecimiento económico no se dará hasta que haya centros de trabajo suficientes para que la gente no tenga que salir a emplearse o a estudiar en Monterrey u otro municipio de la mancha urbana.

Sin embargo, el gran impedimento es la caseta de cuota, pues a los parques industriales o las empresas no les resulta atractivo tener que pagar todos los días para entrar y salir del municipio.

"Las casetas siempre van a ser un tema polémico, porque aquí tenemos de dos tipos: una estatal y una federal; la segunda nos está impidiendo el crecimiento de un área del municipio, tenemos mucho tiempo.

“No se ha podido quitar, porque como también le dan una cuota al municipio, con la cual ellos invierten, pero al ciudadano sí nos estorbaba mucho y nos impide crecer, esa caseta interrumpe el crecimiento”, afirma Sepúlveda.

Desde hace 30 años, en Cadereyta existe una caseta interna que administra Caminos y Puentes Federales; son menos de dos kilómetros de largo y para pasar hay que pagar 10 pesos con 35 centavos.

Municipio dormitorio

Rolando Homero Martínez es mesero, hasta hace cuatro años trabajaba en Monterrey y vivía en Cadereyta, pero pasar 14 horas fuera y gastar casi 80 pesos diarios para ir a trabajar no era vida.

Halló un empleo en un restaurante de la avenida principal y desde entonces está más tranquilo, considera un beneficio la incorporación al área metropolitana que bajará las tarifas de teléfono y guarda la esperanza de que haya mejor servicio de transporte.

Sin embargo, se siente de los pocos afortunados que pueden tener su casa y trabajo dentro del municipio, ya que no hay muchos empleos y la mayor parte de la gente tiene que salir o de plano abandonar sus viviendas.

ClavesPros y contras

Luego de que en abril, Cadereyta se incorporara al área metropolitana, los beneficios que tendrá son: la reducción de las tarifas telefónicas y las de transporte público.

La primera entrará en vigor hasta el mes de diciembre, y en lo que se refiere a los camiones, la tarifa ya bajó de 32 a casi 14 pesos.

Para algunos, la cercanía con el área metropolitana les traerá pocos beneficios mientras sigan viviendo en un municipio cercado por una caseta y dividido por otra.

Existe el temor de que con un fuerte crecimiento urbano no exista la infraestructura en servicios básicos para satisfacer las necesidades de nuevos pobladores.