ANTONIO ARGÜELLO
30 de marzo de 2013 / 03:11 p.m.

 Monterrey  • La decisión del ex coordinador jurídico de Desarrollo Urbano de Monterey, Mario Moreno, de colaborar con casinos después de haberlos combatido, da una ventaja incuestionable a las casas de apuestas para las que ofrezca sus servicios, consideró el diputado local por el PAN, Alfredo Rodríguez Dávila.

El presidente de la Comisión de Hacienda del Estado advirtió que mediante un cargo como el que ocupaba Moreno Moreno en el municipio, tenía acceso a toda la información relacionada con laoperación de casas de apuesta así como de la estrategia legal del Ayuntamiento para combatir este tipo de negocios.

“"Le da muchísima (ventaja), tiene muchísima información que solamente tiene el municipio de todos los demás casinos, e incluso de los contratantes"”, señaló el legislador panista.

Esta semana, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, señaló públicamente que su administración identificó a Moreno Moreno como colaborador de uno de los empresarios de casinos que fue cerrado por el Ayuntamiento debido a falta de permisos.

Por ello, tanto Arrellanes como su secretaria del Ayuntamiento, Sandra Pámanes Ortiz, anticiparon acciones legales en contra de quien fuera coordinador jurídico de la Secretaría de Desarrollo Urbano durante el trienio de Fernando Larrazabal Bretón.

Según Rodríguez Dávila, la posición que tenía Moreno Moreno en la administración le daba acceso privilegiado a información de alto interés para los casinos, y que al estar ahora en manos de uno de ellos, le da ventajas sobre sus competidores y sobre el propio Ayuntamiento.

“"Tiene análisis, una serie de documentos que no están a la vista del 99 por ciento de los ciudadanos más que de la gente que está en la administración, y esa es una ventaja, además, conocía las estrategias que utilizaba el municipio para combatir lo que en su momento era ilegal"”.

El legislador respaldó la estrategia del Ayuntamiento de dejar que sea un juzgado el que determine si se incurrió en alguna ilegalidad.

“"Por eso es que algunos juzgan que un juez va a determinar que esa conducta es inapropiada e ilegal"”, manifestó.