28 de marzo de 2013 / 02:01 p.m.

Monterrey • El Casino 909, el último de los diez establecimientos de ese tipo que fueron clausurados provisionalmente, fue cerrado en definitiva por el municipio de Monterrey.

El local, ubicado en Lisboa 1050 sur, en su cruce con la avenida Constitución, fue clausurado luego de que los dueños no acreditaron legalmente su operación, informó la secretaria del Ayuntamiento, Sandra Pámanes Ortiz.

“Por parte del Ayuntamiento y por parte de la Secretaría de Desarrollo Urbano están ya clausurados todos los establecimientos que habíamos aplicado una suspensión provisional. Ya ha terminado el tiempo, ahora ya están en una clausura definitiva.

“"Con esto estamos concluyendo el procedimiento en este establecimiento y estamos al pendiente de toda acción judicial que se pudiera llevar a cabo por cada uno de los representantes de estos negocios"”, dijo la funcionaria municipal.

El pasado 27 de febrero, el municipio clausuró provisionalmente diez centros de apuestas y les dio un plazo de diez días para que proporcionaran la información de sus permisos de uso de suelo.

“Se abrió un periodo de tiempo para que ellos pudieran demostrar que actuaban de manera legal y esto no ocurrió ante las instancias de la Secretaría de Desarrollo Urbano y entonces es que simplemente procedimos a la clausura definitiva”, sostuvo Pámanes Ortiz.

Estos negocios son: Caliente Valle Oriente, Caliente Gonzalitos, California, YAK Plaza Cumbres, Caliente Garza Sada, YAK Valle Oriente, Miravalle, Foliatti, Crystal Palace y Casino 909.

El 23 de marzo, el municipio clausuró en definitiva todos estos casinos, con excepción del Casino 909. La razón fue porque no pudieron acreditar sus respectivos permisos de uso de suelo.

En lo que respecta al Casino 909, el municipio dejó en ese momento su situación bajo análisis, pues existía la presunción de que operaba en forma particular, es decir, sin acceso a jugadores en general.

Ayer esta duda se disipó y la gestión de Monterrey procedió con la clausura definitiva del casino.

Es de mencionar que en el Plan de Desarrollo Urbano del Municipio de Monterrey, que se autorizó en noviembre de 2011, se prohíbe la instalación de casas de apuestas.

El que faltaba

De los diez casinos que fueron clausurados provisionalmente el 27 de febrero, el Casino 909 fue el único que no fue cerrado de forma definitiva el 23 de marzo por parte de la administración de Monterrey.

La razón fue porque se mantuvo el análisis jurídico para ver si procedía el cierre definitivo, pues existía la presunción de que ese negocio abría sus puertas ocasionalmente, pero no al público en general.

LORENZO ENCINAS