Sandra González
17 de junio de 2013 / 01:24 p.m.

 

Monterrey  • El daño al río Ramos es una oportunidad para que se aplique el Plan de Desarrollo Urbano, dijo el presidente de Vertebra, Ángel Quintanilla.

Además instó a la Comisión Nacional del Agua a que abra una investigación respecto a quién permitió un desarrollo campestre muy cerca del río.

Aunque el proyecto está abandonado desde 2010 por daños que dejó el huracán "Alex", la barda que impidió el paso de agua a una comunidad sigue en pie y secando lentamente los árboles.

“Hay que instar a la investigación de la Conagua, que es la que directamente debe regular que en los cauces más pegados a los ríos no se pongan edificaciones por muchas razones, primero porque es ilegal, porque causa daños más adelante”, señaló.

Mencionó que el municipio es el encargado de vigilar que no se den permisos de construcción a los márgenes de los ríos y en caso de existir algún documento que avale la edificación, se tendrá que sancionar.

“La autoridad municipal no debe permitir que eso ocurra, tiene todo el poder para ejercer suderecho de que no ocurra, si tiene permisos entonces hay que ir contra la autoridad municipal”.

Este caso y otros como las construcciones en San Pedro que violan regulaciones, demuestran que existe un descontrol urbano, además de la corrupción que impera en estos casos, denunció.