27 de diciembre de 2013 / 04:03 p.m.

Monterrey.- Ante la llegada del último día de 2013, la mayoría de los nuevoleoneses suelen utilizar cohetes para festejar el nuevo año, la Cruz Roja de Monterrey, emitió una serie de recomendaciones para prevenir quemaduras.

La doctora Nelly Limón, encargada del departamento de Educación Continua de la Cruz Roja de Monterrey, explicó que tras una quemadura, lo que se debe realizar es identificar si ésta es de primer, segundo o tercer grado.

Como medidas de prevención, se encuentra la supervisión de menores y utilizar los juegos pirotécnicos en espacios amplios.

"Si presenta un enrojecimiento en toda la zona, como quemaduras del sol, es de primer grado. Las quemaduras de segundo grado presentan ámpulas y las más graves presentan dolor intenso alrededor de toda la zona", explicó.

Tras este tipo de accidentes, la responsable de Educación Continua explicó que es importante vaciar agua abundante en el lugar de la quemadura y acudir con los especialistas.

Entre las recomendaciones, se encuentra evitar el uso de remedios caseros, ya que en ocasiones, éstos podrían resultar contraproducentes.

"Evitar los remedios caseros, nada de mostaza, mayonesa o telarañas. El único tratamiento que damos en primeros auxilios es utilizar agua a chorro, para evitar la molestia del aumento en la temperatura", recomendó la titular de la Institución.

Aunque no precisó en qué porcentaje, Nelly Limón, señaló que en esta temporada, los accidentes en niños tienden a incrementarse.

"Generalmente son niños, no tenemos una estadística, pero se incrementan los casos en el mes de diciembre", dijo la entrevistada.

Si se proporciona atención médica inmediata, explicó Nelly Limón, sobre todo en niños, hay más probabilidades de regeneración en los tejidos.

"En caso de emergencias, puede comunicarse al teléfono 065, de la Cruz Roja de Monterrey", puntualizó.

Hasta ayer, no se han registrado casos de quemaduras a causa de fuegos artificiales. Sin embargo, la Cruz Roja, exhortó a la población en general, tomar las medidas necesarias de prevención. 

CYNTHIA SALAZAR