17 de julio de 2013 / 08:53 p.m.

Cuernavaca • Viridiana Rodríguez Morales, de 21 años de edad, cumplirá once meses de haber desaparecido sin que exista un solo elemento de que fuera asesinada o muriera ahogada en el río donde fue encontrado el cuerpo de su esposo en el estado de México: la hipótesis de haber sido raptada por tratantes, se fortalece.

Mientras Morelos es considerado por organizaciones internacionales como la tercera entidad en el mundo en el tema del comercio sexual, después de Tailandia y Brasil, y en medio de una supuesta estrategia gubernamental para terminar con este delito que tiene en Cuernavaca y su área metropolitana así como en un largo corredor hacia el oriente del estado las zonas más significativas de este fenómeno criminal, los esfuerzos de la familia Rodríguez Monroy ahora se encaminarán a la búsqueda de la estudiante de psicología en el mundo de la trata.

Miguel Ángel Rosete asesor legal de la familia de Viridiana así como de otras víctimas de diversos delitos entre los que se encuentran otras y otros desaparecidos forzadamente y adolescentes asesinados, confirmó que el Congreso del estado se convirtió esta semana en intermediario para que a la brevedad, distintas organizaciones especialistas en el combate de la trata de personas, se sume a las investigaciones, pero en esta vertiente, y no en la del homicidio.

En agosto del año pasado, Viridiana y su esposo, Roberto Altamirano López, recientemente egresado de la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), decidieron festejar su primer aniversario de bodas yéndose a una campamento. Según la versión de la familia de Viridiana y las investigaciones realizadas, la pareja no se dirigió a la zona de cercana a los límites orientales de Morelos y el estado de México, sin embargo, las indagatorias posteriores indicaron que no fue así, ya que el cuerpo de Roberto fue encontrado en un río cercano al poblado de San Pedro Tlanixco, ubicado en la zona oeste del estado de México.

Los familiares han financiado la investigación y a base de presión han logrado la participación de las autoridades estatales de Morelos y el estado de México, aunque no ha sido suficiente, ya que en un inicio se perdieron momento importantes para lograr su localización, indicó en una entrevista su madre, Angélica Rodríguez Monroy quien indicó que a Viridiana la han buscado insistentemente en diversas zonas, sin dar con un solo rastro de que está muerta, pero tampoco de su paradero.

Miguel Rosete, indicó que la posibilidad de que Viridiana no haya sido asesinada o muerto junto con su esposo, crece –se especulaba también que podrían haber perecido ahogados en la crecida del río, sin embargo Roberto no presentó haber fallecido por ahogamiento, sino por un golpe en la cabeza—pues en los últimos meses los recorridos en los pueblos y "las 15 veces que su madre ha recorrido el río y las cinco o seis que lo he recorrido yo, no se ha encontrado un solo rastro o ninguna prenda de ella que refiera que haya muerto".

Recordó que en estos recorridos, la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) ha colaborado con binomios caninos así como con localizadores moleculares que hubieran podido dar indicios de la existencia de materia humana en la zona, lo cual refuerza que la chica pudiera estar viva o que no murió en la zona.

Además, agregó, en la zona donde se encontró el cuerpo de Roberto "se nos ha informado que existen varias casas donde podría haber sido llevada sin su consentimiento".

Más allá de las suposiciones, los indicios, incluso de los deseos de la familia, el indagar ahora sólo la versión de la trata se justifica por otros elementos que la familia ha mantenido vigentes, pero que las autoridades en Morelos se han negado a darles el peso y la importancia, denunció la señora Rodríguez Monroy, quien hace un par de semanas señaló que el secretario de Gobierno, Jorge Messeguer le pidió que dejará en manos de las autoridades la investigación, y que recibiría "todo el apoyo” si abandonaba la asesoría del abogado Rosete".

Indicó que tienen elementos para pensar que Viridiana pudiera estar en algún lugar contra su voluntad. A finales de julio de año pasado, justo cuando MILENIO realizaba una entrevista con la familia de Viridiana, la madre de éste recibió una llamada telefónica que le sugirió que su hija estaba viva y que buscará "a partir de los jueves, viernes, sábado o domingo en la zona de Cuautla (al oriente del estado…" Segundos después volvió a recibir una llamada una llamada que le replicó "Quieres que te digas más…?"

Una semana después, luego de una manifestación de apoyo en la escuela de psicología donde estudiaba Viridiana, y donde sus compañeras organizaron un evento para recaudar fondos y armar brigadas de búsqueda, una de las tías de la chica, confirmó a MILENIO que una “supuesta amiga” de Viridiana había llamado para avisarles que "estaba viva, queriéndose comunicar con ellas y que ella le ayudaría a hacerlo", nunca regresó la llamada y el teléfono de donde recibieron la llamada, nunca más fue contestado.

Rosete, por su parte, reveló que una nueva llamada fue recibida casi en el mismo sentido, lo que aumenta las posibilidades de que Viridiana esté viva, "además de que nos han dicho, en varios pueblos de la zona, que Viridiana fue vista tiempo después a la fecha de su supuesta desaparición: el 14 de agosto de 2012".

Finalmente el asesor jurídico considera que el físico de Viridiana no es común "en esa zona” por lo que las versiones de que fue vista tras su supuesta desaparición, deben ser tomadas en serio: “Ella es bonita, de piel blanca, ojos café claros y bonito cuerpo".

DAVID MONROY