Jesús Hernández Téllez
6 de agosto de 2013 / 10:51 p.m.

En Chivas no van a solapar a nadie. Ese es el mensaje claro de Dennis Te Kloese, presidente del Rebaño Sagrado, luego de que se descubriera que algunos jugadores se fueron de fiesta, de nueva cuenta, pese a las advertencias de que le pararan a las actividades nocturnas.

El dirigente del chiverío afirmó que internamente hay disciplina para que estos actos no se repitan en el futuro.

“Sí nos preocupa por lo mismo nos ocupamos en investigar quién internamente qué es lo que pasó, por lo mismo hablamos ayer que el compromiso de Marco lo tiene muy claro y no estaba involucrado, el tema aquí es un tema de fiesta que ha pasado anteriormente en el club y en otros clubes, es un tema que existe que hay que reconocerlo, que nos afecta a todos, al club, a la credibilidad ante la afición, pero ya es un tema que hoy lo arreglamos internamente, no voy a exhibir a los jugadores quiénes son porque hice un compromiso con ellos, van a tener que pagar una multa económica muy fuerte y van a tener que someterse a cualquier trabajo deportivo o social que los podemos mandar hacer y listo, la verdad creo que darle mucho más tema al asunto lo hacemos más grande de lo que fue, cualquier indisciplina es grave y la tratamos como tal, ya se arregló internamente, vamos adelante, los jugadores saben dónde están parados, no dudo de su profesionalismo y entrega, lo reafirmamos en la reunión, que ha pasado anteriormente, ahorita y que en un futuro podría pasar algo, bueno, hay que ser realistas, pero yo siento que el compromiso de hacer las cosas bien esta más fuerte que nunca, internamente será muy fuertemente sancionado y listo”.

El manda más en el renglón deportivo de las Chivas fue claro al afirmar que por dos o tres jugadores reincidentes en indisciplinas el equipo no cambiará su metodología de trabajo y que si no aprenden seguirán los castigos.

“La cancha no miente y por lo mismo el mensaje más claro que puedes dar a un jugador es cuando no juega, le duele hasta el alma si no juega, lo que siempre hemos hablado bien o mal en cualquier momento que se tenía que hablar es que la competencia fortalece al equipo y si tenemos los medios para suplir a cualquier jugador lo vamos hacer y no sólo por indisciplina es por rendimiento, por la imagen del club, a un jugador le afecta también que sus compañeros no rindan como deben y a la directiva y a todos, es una responsabilidad de todos, yo normalmente no vengo a las ruedas de prensa, pero se me hizo importante tomar la responsabilidad como club, explicarles el compromiso que siempre buscamos que no vuelva a pasar y que cuando pase sean fuertemente sancionados, las consecuencias son para ellos, el club no va dejar de trabajar por que dos o tres no estén en el lugar que deben”.