9 de noviembre de 2013 / 08:58 p.m.

Joseph Blatter confía que todos los problemas relacionados con el Mundial de 2022 en Catar se resolverán a tiempo, incluyendo las preocupaciones de grupos defensores de los derechos humanos por las condiciones de trabajo de los obreros que construyen las instalaciones.

Luego de una reunión con el emir de Catar, el líder de la FIFA también dijo el sábado que la decisión de otorgar el torneo a la nación del Golfo Pérsico es "irreversible". Algunos sectores han pedido que el Mundial se cambie de sede debido al calor.

Blatter indicó que tiene planes de reunirse con altos funcionarios cataríes para discutir varios temas, incluyendo las leyes laborales y la posibilidad de cambiar la fecha del torneo del verano al invierno.

Grupos defensores de los derechos se han quejado por las falta de garantías para los obreros migrantes, en su mayoría del sur de Asia, que trabajan en Catar y en otros países del Golfo.

AP