2 de febrero de 2013 / 12:36 a.m.

Monterrey.- • Elementos de la Policía Federal y de la Procuraduría General de la República catearon una vivienda de la colonia Primero de Mayo, ubicada en la zona oriente de Monterrey.

Aunque no se dio a conocer el motivo de la incursión de las autoridades, trascendió que se trata de una investigación relacionada aparentemente con narcomenudeo.

Personas allegadas a la familia que habita en el domicilio inspeccionado, negaron que los moradores se dedicaran a alguna actividad ilícita o que tuvieran problemas con la autoridad.

El despliegue se llevó a cabo en el transcurso de la tarde del viernes; inició poco antes de las 13:00 horas en una vivienda ubicada sobre la calle Diego de Montemayor entre segunda vidriera y Luis G. Urbina, en el mencionado asentamiento.

Familiares de las personas que allí habitan indicaron que los policías federales cerraron el paso vehicular por la calle Diego de Montemayor en el mencionado tramo, cuando grupos de estudiantes de primaria se dirigían a sus centros educativos en compañía de sus padres.

En la casa donde se realizó el cateo, se estableció, vive un hombre de 88 años de edad junto con una hija y un hijo, ambos de aproximadamente 50 años.

Se supo que los tres miembros de esa familia se hallaban en la hora de comida cuando arribaron los elementos federales en compañía de un agente del Ministerio Público de la Federación y personal de la Procuraduría General de la República.

Vecinos de las tres personas señaladas y algunos de sus familiares que habitan cerca, trataron de informarse sobre el motivo del fuerte despliegue, pero no obtuvieron respuesta de las autoridades.

Durante varias horas los representantes de la autoridad revisaron el interior del inmueble y cuestionaron a los dos hermanos, pero no se dio a conocer el contenido de las declaraciones ni el resultado que arrojó la indagatoria.

Diversas fuentes aseguraron que ninguno de los integrantes de la afectada familia cuenta con antecedentes penales o ha tenido problemas de índole legal, por lo que les extraño haber sido “visitados” por la Policía Federal.

Antes del anochecer los elementos se retiraron y al parecer no realizaron detenciones por lo que se presume les habrían hecho llegar datos en forma anónima que al parecer finalmente no pudieron corroborar.

Redacción