30 de marzo de 2013 / 03:23 a.m.

Monterrey.- • Decenas de fieles católicos llevaron a cabo en la Catedral de Monterrey la Procesión del Silencio, el último evento a realizarse en este Viernes Santo.

Encabezados por el arzobispo Rogelio Cabrera López, los feligreses realizaron una caminata por la calle Zuazua para después tomar Zaragoza y regresar a la Catedral de Monterrey, de donde habían partido.

En la caminata varias personas cargaban la imagen de Jesús, a la vez que acompañaban a la virgen en el dolor por la muerte de su hijo.

Posteriormente ingresaron a la Catedral de Monterrey, donde rezaron el Santo Rosario.

CON INFORMACIÓN DE MERCEDES SALDÍVAR