21 de octubre de 2013 / 08:01 p.m.

Funcionarios del gobierno italiano pidieron "perseguir" al ex futbolista argentino Diego Armando Maradona, porque en una transmisión negó tener una deuda con el fisco e hizo una señal obscena a Equitalia, la agencia de ingresos tributarios.

"El de Maradona es un gesto miserable y creo que debe ser perseguido con gran determinación", declaró el viceministro de Economía, Stefano Fassina, en relación al corte de manga lanzado por el "pibe de oro" durante el programa televisivo "Che tempo che fa".

Recordó que la agencia de ingresos tributarios ha notificado al ex futbolista una deuda de 39 millones de euros (más de 53 millones de dólares) que data de los tiempos en los que jugaba con el equipo Nápoles.

"Estamos hablando de casi 40 millones de euros y Maradona debería respetar la ley", agregó Fassina.

Pero antes de abandonar Italia con destino a Dubai, el astro sudamericano hizo saber, a través de su abogado Angelo Pisani, que la señal obscena fue hecha no de manera ofensiva, sino "satírica".

"Fue la respuesta a la enésima emboscada intentada el viernes por la noche (cuando llegó a Italia) frente a mi hija y sin que me fuera mostrada ni siquiera la autorización del juez", agregó.

"El señor Fassina no debe hacer como Equitalia, que se hace publicidad usando el nombre de Maradona", declaró.

Por su parte, el líder en el Senado del Partido del Pueblo de la Libertad (PDL), miembro de la coalición gubernamental, Renato Brunetta, anunció haber depositado un cuestionamiento ante la comisión parlamentaria de vigilancia de la Rai, la televisión pública, que transmite el programa "Che tempo che fa" (Que tiempo hace).

Calificó como "indecente" el gesto de Maradona, al que acusó de convertirse en "testimonial" a favor de la evasión fiscal, pero también atacó al conductor del programa, Fabio Fazio, por no haber replicado al campeón del mundo en México 1986.

Notimex