Sandra González 
21 de julio de 2013 / 11:37 p.m.

 

Monterrey.-   • La alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, ordenó a la Secretaría del Ayuntamiento y a la Dirección de Comercio reforzar los operativos contra puestos ambulantes en las zonas turísticas como el Paseo Santa Lucía y la Macroplaza.

Luego del desalojo de comerciantes informales en el pasaje comercial Morelos, Colegio Civil y 5 de Mayo, entre otras calles del primer cuadro de la ciudad, se les vio en esta temporada vacacional invadiendo los lugares más frecuentados por turistas nacionales y locales.

Al respecto, la presidenta municipal dijo que los fines de semana se intensificará la vigilancia para evitar que los puestos ambulantes de comidas, juguetes y accesorios en su mayoría afecten el libre tránsito de los paseantes.

“Los operativos son permanentes, he pedido a la secretaria de Ayuntamiento como al director de Comercio que estos operativos sean reforzados sobre todo los fines de semana, vemos sábados y domingos para que la población pueda disfrutar de los espacios que le corresponden y no estén invadiendo las plazas, las banquetas y todo aquel lugar que es de convivencia comunitaria”, mencionó.

En la tarea de evitar que los comerciantes informales se instalen en lugares prohibidos por el reglamento de comercio, también participa la Policía de Monterrey y se están coordinando con la Policía Estatal, que cuida de algunas zonas turísticas para actuar rápidamente en caso de detectar esta actividad ilícita.

“Le he pedido también a la secretaria del Ayuntamiento que se coordinen en todo momento; en el Paseo Santa Lucía están ahí elementos de Fuerza Civil: que exista o que se aumente la coordinación para hacer más efectiva la vigilancia en este sector”, mencionó.

Arellanes Cervantes aclaró que los operativos de Comercio también tienen el objetivo de apoyar a los comerciantes para que se formalicen y tengan los beneficios de ejercer la actividad con toda legalidad.

“Parte de este reordenamiento es para que precisamente cada uno de los comerciantes se pueda acercar, que vaya de manera individual, que no se preste esto a que haya alguien que afuera les diga que sí se puede cuando en verdad el municipio ha estado buscando que se respete la libertad de tránsito que debemos de tener todos y este ordenamiento que debemos tener en la ciudad”, dijo.

Este sábado tan solo en la explanada del Museo de Historia se detectaron al menos 30 puestos, principalmente de comida.