5 de junio de 2013 / 03:25 p.m.

Chihuahua • El Club Campestre de Chihuahua y la empresaria Carla Herrera Guerrero, dieron fin a su enfrentamiento legal que sostuvieron cuando el organismo privado rechazó el ingreso de Lilia Aun Caraveo, quien es esposa de la Premio Nacional al Mérito 2012.

Al responder a la actitud discriminatoria que se le hizo a su cónyuge, la conocida empresaria de esta capital, presentó una demanda ante la Fiscalía General del Estado (FGE) para obligar al citado organismo a rectificar su decisión.

Sin embargo, al llegar a un acuerdo con el Club Campestre, Herrera Guerrero, dio marcha atrás a su demanda, por lo cual, el Ministerio Público se desistió de ejercer la acción penal en contra de los directivos de este organismo.

De esta manera, se acordó que la pareja y sus hijas, podrán ingresar a las instalaciones del club privado a partir del próximo mes de octubre. Así lo dieron a conocer los integrantes de la Mesa Directiva del Club Campestre.

Ambas partes informaron lo anterior mediante un comunicado que fue emitido a los medios a petición de la Fiscalía General del Estado, en el que se resalta, que la familia podrá gozar de los beneficios que se les ofrece como miembros de este organismo.

“"Con fecha 4 de junio, Carla María Herrera Guerrero y el Club Campestre de Chihuahua ha aceptado la recomendación de la Fiscalía General del Estado, suscribiendo un acuerdo preparatorio, en virtud del cual se da por terminado este asunto, acordándose lo siguiente: La inscripción, reconocimiento y acceso de Lilia Victoria Aun Caraveo a las instalaciones del Club Campestre en su calidad de socia familia y cónyuge de Carla Herrera, así como a los hijos de ambas"”, se indica.

En el tercer punto del escrito, se reitera, que ambas partes dan por terminado toda controversia del orden legal con la suscripción de este convenio, ratificando ante la Fiscalía General del Estado que no se reserve ninguna acción sobre esta situación.

Cabe señalar que la empresaria presentó la demanda por discriminación el pasado 15 de octubre del 2012 en base a los artículos 5º y 87º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y del Estado de Chihuahua, respectivamente.

En ella, se destacó que durante 14 meses se buscó que los directivos permitieran el ingreso de la señora Aun Caraveo, con la cual, Herrera Guerrero, se había unido en matrimonio el pasado 15 de abril del 2011 en el Distrito Federal.

Sin embargo, el club sólo la admitía como “"niñera"”, por lo que la empresaria, demandó a Pedro Ramírez Godínez, Eugenio Vázquez Quintana, Manuel Russek Valles e Ismael Rodríguez Gallegos, como presidente, vicepresidente, secretario y ex presidente, respectivamente del organismo.

Ramírez Godínez, al negar el ingreso de la esposa de Herrera Guerrero, señaló que el organismo, “"como toda entidad privada, tiene el derecho y el privilegio de reservarse el derecho de admisión del solicitante"”.

JUAN JOSÉ GARCÍA AMARO