28 de abril de 2013 / 01:37 p.m.

Monterrey.- • La alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, celebró el Día del Niño en compañía de su esposo y presidente del DIF Monterrey, Roberto Garza, acompañados de los niños de la Casa Club Mejores Menores, que son apadrinados para seguir sus estudios.

El festejo consistió en dos megapasteles para los 200 niños que son apoyados, así como diversos shows de payasos para el beneplácito de los pequeños, que disfrutaron además de alimentos y bebidas.

Roberto Garza, presidente del DIF Monterrey, expuso que los festejados son el primer grupo de 200 menores apadrinados, luego de que recibieran cada mes 300 pesos para continuar sus estudios por parte de funcionarios municipales, integrantes de la iniciativa privada o bien ciudadanos en general.

"Es precisamente para conmemorar el día a los niños y niñas del primer apadrinamiento, a los 200 niños que apoyamos académicamente a través de padrinos, (que son) principalmente funcionarios, algunos de iniciativa privada y algunos otros ciudadanos que se comprometieron para apadrinar a los niños en la primera etapa. Son apoyos mensuales de 300 pesos de cada uno de los padrinos en efectivo para apoyar la parte académica y asegurar que sigan estudiando, son apoyos mensuales durante un año, y hay padrinos que se comprometen hasta tres años inclusive", expuso.

El funcionario regio detalló que, para esto, los menores son elegidos bajo un estudio socioeconómico, a través del cual se dictamina si requieren de este apoyo.

"Se elige a través de un estudio socioeconómico de las familias, digamos por prioridades se escogen a los niños con más necesidad y pertenecen ala Casa Club de Mejores Menores", afirmó.

Garza destacó que, actualmente, se busca extender esto a una segunda etapa de menores, por lo que se buscan padrinos para ayudar a seguir los estudios de estos niños en situaciones de riesgo.

"Estamos a punto de arrancar una segunda etapa que no alcanzaron beca en la primera etapa y estamos en búsqueda de padrinos. Los padrinos puede ser cualquier ciudadano, muchas veces la misma iniciativa privada se acerca con nosotros para apoyarnos un grupo de gente y que pueden servir como padrinos, es un compromiso de 300 pesos al mes por un año", agregó.

ISRAEL SANTACRUZ