11 de mayo de 2013 / 10:01 p.m.

El bicampeón Juventus remontó un gol en contra para conseguir el sábado un empate 1-1 con el Cagliari, pero el resultado no arruinó la ceremonia de entrega en su estadio de la copa del "scudetto" que atrapó el pasado fin de semana.

En un marco esplendoroso, el capitán y arquero Gianluigi Buffon recibió la copa mientras el público aplaudía de pie y agitaba banderas y pancartas del equipo.

Cada jugador recibió una medalla, con el volante chileno Arturo Vidal mostrando una placa del club que lo indicaba como el mejor jugador del campeonato. Vidal desfiló con la bandera chilena a sus espaldas.

En el partido previo, en su casa ante Palermo, Juventus no pudo celebrar el título porque sus fanáticos invadieron la cancha y los jugadores tuvieron que volver rápidamente a los vestuarios.

El técnico Antonio Conte señaló que "los protagonistas de estos dos años extraordinarios fueron los jugadores, que han hecho cosas grandes, los verdaderos artífices de todo esto son ellos".

"Demostraron que querían vencer, incluso hoy, en que lo tratamos de todas las maneras y que habríamos merecido la victoria. Nos queda otro partido y después merecidas vacaciones, es necesario reposar, han sido años cansadores y se requiere recargar las pilas", agregó.

El jugador juventino Claudio Marchisio lamentó no haber obtenido el triunfo "para lograr el récord de victorias", que mantiene el técnico Fabio Capello que con la Juve logró 91 puntos en el campeonato 2005-06.

Cagliari impidió la novena victoria consecutiva de los campeones de Italia, que se adelantaron a los 12 minutos con un gol del colombiano Víctor Ibarbo.

Ibarbo partió desde antes de la mitad de la cancha con el balón pegado a los pies, pasó en medio de dos defensores y superó al portero Marco Storari. El delantero colombiano suma seis goles en el torneo.

El atacante Mirko Vucinic anotó el gol de Juventus a los 61 minutos, al desviar a dos pasos del arco un centro de cabeza Vidal. Vucinic y Vidal encabezan la tabla de goleadores del equipo, con diez tantos cada uno.

La Juventus totaliza 87 puntos tras 37 fechas.

Junto a Ibarbo estuvo el chileno Mauricio Pinilla, que se vio muy bien, tras haber saltado los últimos dos encuentros por haber estado suspendido tras una entrada violenta contra un adversario. Le perdonaron incluso la tercera fecha de suspensión y pudo así jugar contra la Juve.

En la Vecchia Signora volvió a jugar el volante chileno Mauricio Isla, que en su primer campeonato con su nuevo equipo ha estado casi siempre en la banca. Lanzó un peligroso centro a los 68 que desvió Marchisio, y la pelota salió apenas desviada. A los 80, un tiro de Isla desde fuera del área rozó el travesaño.

Cagliari suma 44 puntos, en la mitad de la tabla de posiciones, y se conformó con el placer de igualar con el campeón.

AP