7 de marzo de 2013 / 02:52 a.m.

Monterrey.- • La Asociación Zihuakali, casa de las Mujeres Indígenas de Nuevo León, que previene la violencia de género, salud sexual y reproductiva, celebró un convenio con el Instituto de la Defensoría Pública de la entidad para, en sintonía con la Ley de Derechos y Cultura Indígena de la entidad, velar por el respeto de los indígenas.

Lilia Patricio Galván, integrante de la agrupación, dijo que hasta ahora es el primer acuerdo de colaboración que signan con un órgano representativo del estado, pero dijo que esperan hacerlo posteriormente con más entes gubernamentales.

En esto, dijo, se culturiza y se sensibiliza tanto a la población en general como a servidores públicos sobre lo importante que es el respeto de los derechos indígenas, a quienes en los sucesivo, la Defensoría Pública atenderá -cuando sea necesario- en sus diversas áreas de acompañamiento, incluso con interpretes y traductores.

ALEJANDRO SALAS