25 de febrero de 2013 / 11:46 p.m.

Los Ángeles • Luego de haber finalizado la 85 edición de los Oscar, celebrada en el Dolby Theatre, Elton John recibió a casi mil invitados en su fiesta, celebrada en un parque de West Hollywood, donde se instalaron varias carpas gigantes. Entre los invitados que acudieron a la cita con el músico británico, se encontraban estrellas como Britney Spears (teñida de morena para la ocasión), Heidi Klum, Petra Nemcova, Miley Cyrus, Kelly Osbourne, Jane Seymour y la española Paz Vega.

Los fondos recaudados por el evento fueron destinados a la Fundación contra el Sida, creada por John, y apoyada de nuevo en esta edición por la marca francesa de vodka Grey Goose, que deleitó con diversos cócteles a invitados como los actores Mena Suvari, Emma Roberts, Peter Facinelli o Wilmer Valderrama, mientras la cantante británica Emeli Sandé amenizaba a los presentes con su melodiosa voz.

En ese entorno relajado, alejado de los focos y los "flashes" de las cámaras, se pudo ver a intérpretes como Jenna Elfman bailando, disfrutando y mezclándose con otros rostros anónimos, al mismo tiempo que una embarazada Kim Kardashian y su hermana Kourtney disfrutaban de una cálida charla comiendo fresas.

Previamente, por allí también desfilaron Jim Carrey, Steven Tyler, Dave Grohl y Randy Jackson para seguir la ceremonia de los Oscar en directo, junto a rostros como los de Chad Michael Murray, Chris Brown, Ian Somerhalder y Nicki Minaj.

"Es una gran mezcla de gente", dijo Elton John a los medios reunidos sobre la alfombra blanca de la gala. Sus fiestas, celebradas desde 1992, han recaudado más de 300 millones de dólares en la lucha contra el sida. "Estamos encantados, pero, claro, nos gustaría obtener más fondos porque la batalla no está ganada", añadió.

A apenas un par de kilómetros de allí y en pleno Sunset Boulevard se celebraba la otra gran fiesta de la velada, la de Vanity Fair, organizada un año más en el hotel Sunset Tower, adonde acudieron celebridades como Jennifer Aniston o la candidata al Oscar como mejor actriz Naomi Watts.

"Es un evento desenfadado y es realmente fantástico", dijo a su llegada Hugh Jackman, candidato como mejor actor por "Les Misérables", acompañado por su esposa, Deborra-Lee Furness. "Me encanta. Siempre me parece un acto precioso", agregó la intérpreteSandra Bullock.

Por allí se dejaron ver también Ben Affleck, Christoph Waltz, Ang Lee, Reese Witherspoon, Seth Rogen, Zooey Deschanel, Sacha Baron Cohen, Amy Poehler, Bradley Cooper, Jennifer Lawrence y Rashida Jones, disfrutando al son de Scissor Sisters y Earth, Wind & Fire.

Entre los asistentes también estaba Larry David, Channing Tatum, George Hamilton, Joseph Gordon-Levitt, Daniel Radcliffe, Juno Temple y el cofundador de Google Sergey Brin luciendo un prototipo de las gafas "inteligentes" de su compañía.

Los artistas también se decantaron por el Governor's Ball (Baile del Gobernador), la cena oficial de los Oscar celebrada en el mismo Teatro Dolby; la clásica fiesta de Madonna, en la residencia de su "manager", Guy Oseary; la del estudio Twentieth Century Fox en el club Lure, y la de la publicación InStyle, en el restaurante BOASteakhouse.

En torno a las dos de la mañana todas las celebraciones llegaron a su fin, y la zona poco a poco volvió a recuperar su pulso después de sufrir una fuerte congestión de tráfico por el corte de varias calles.

EFE