22 de abril de 2014 / 04:54 p.m.

Berlín.- La Oficina Federal de Estadística en Wiesbaden informó este martes que la calidad de esa bebida, que se consume desde el año 736, está garantizada a partir del año de 1516 con el Precepto o Ley de Pureza, que establece que la cerveza se elabora sólo con agua, malta de cebada y lúpulo.

Cada 23 de Abril desde 1994 se celebra el día de la cerveza alemana para conmemorar la institución de la Ley de Pureza emitida por el Conde Guillermo IV de Bavaria y el Landständet de Bavaria, un órgano formado por los representantes de la nobleza, la iglesia y las ciudades.

De esa manera quedó firmemente establecido que la cerveza producida en Bavaria solo contendría agua, cebada y lúpulo de la mejor calidad. También puede contener malta y levadura.

Las variedades más conocidas de la cerveza en Alemania se producen en base a distintos métodos de destilación de esos ingredientes. Las hay también que no cumplen con ese Precepto porque utilizan otros elementos.

La Federación de Cerveceros Alemanes informó que en una encuesta reciente que pidió que hiciera el Instituto de Sondeo de Opinión Forsa, el 85 por ciento de los alemanes declaró que el Precepto de Pureza debe seguir existiendo y aplicándose en el país europeo.

La Asociación de Cerveceros Alemanes interpuso ya una solicitud ante la UNESCO para que el Precepto de Pureza de Alemania, usado en la producción de esa bebida, se convierta en herencia cultural de la humanidad.

Justamente ese Precepto es uno de los argumentos que se exponen en Alemania para impedir que se utilice la tecnología de Fracking para liberar el gas del subsuelo y utilizarlo para cubrir la demanda nacional.

Ese procedimiento, dicen, pondría en peligro la pureza de los manantiales acuíferos alemanes, cuya calidad y limpieza se vigila continuamente.

El Precepto de Pureza hace medio siglo fue la culminación de los esfuerzos que se hicieron en siglos anteriores para convertir en ley la calidad de la cerveza desde el inicio de su producción. En aquellos años, la cerveza era, al igual que hoy, un alimento básico para la población.

El 70 por ciento de las fábricas cerveceras de Alemania se sitúa en los estados federados de Bavaria con 623, el segundo lugar en Baden Württenberg con 185 y en Renania del Norte Westfalia con 131.

La Asociación informó en base a estudios de la Oficina Federal de Estadística que el número de plantas cerveceras en Alemania ha crecido en forma continua en las últimas dos décadas. En 1993 había mil 319 fábricas, en 2009 fueron mil 331 hasta llegar a la cifra de 2013 con mil 349 cerveceras.

Sin embargo, el volumen de ventas en el país europeo de esa bebida retrocedió en dos por ciento entre 2012 y 2013 a 94.6 millones de hectolitros.

Las razones se atribuyen a un invierno muy largo y un verano breve, pero al mismo tiempo se registraron nuevos impulsos procedentes de la demanda en el extranjero, así como por nuevas variedades de cerveza.

La cerveza se puede consumir en Alemania legalmente a partir de los 16 años de edad.

Notimex