REDACCIÓN
2 de junio de 2013 / 02:42 p.m.

Monterrey • El primer asesinato fue perpetrado el 28 de mayo en la colonia Alfonso Martínez Domínguez, en Sabinas Hidalgo.

La víctima Rogelio Contreras, empleado de una funeraria en el citado municipio, su garganta fue cortada con un cuchillo…

Ese mismo día desaparecieron Cruz Ramos Salazar, empleado de la Comisión Federal de Electricidad y Urbano Yañez Espinosa saxofonista del grupo Alma Norteña, quienes no fueron localizados sino hasta días después.

El viernes 31 de mayo, la policía recibió el reporte de dos personas muertas y en estado de descomposición, a la altura del kilómetro 34 de la carretera Sabinas-Parás, ambos estaban degollados.

Esto dejo algo claro a los investigadores, los dos casos estaban relacionados, pues el asesino utilizó la misma técnica.

Se especulaba sobre varias causas, pero tras avanzar en la indagatoria pudieron confirmar que todo fue pasional.

La Agencia Estatal de Investigaciones informó que fuero los celos, lo que llevo a un hombre originario del estado de Sinaloa a cometer estos tres crímenes, pero una de las víctimas era ajena a los hechos.

Así fue como inició esta historia, cuando hace apenas un mes esta persona, a quien solo identifican como "El Sinaloense", contrajo nupcias con una mujer en Sabinas Hidalgo.

Pero semanas más tarde, se enteró que su esposa estaba involucrada con Rogelio Contreras, quien fue encontrado muerto por las autoridades el día 28.

Justamente ese día desapareció Urbano mientras estaba en su domicilio conviviendo con su familia recibió una extraña llamada telefónica donde le pedían ayuda para ir a auxiliar a una familia que estaba con su vehículo ponchado en la carretera Laredo entronque a la rúa que lleva a Parás.

Sin embargo, debido a que su vehículo no estaba en óptimas condiciones, el músico pidió a su vecino que era empleado de la CFE que si lo podía llevar a prestar el auxilio y subieron a una camioneta Chevrolet.

Al llegar al sitio, de acuerdo a versión de un testigo, se encontraron a varias personas, quienes violentamente los bajaron de la camioneta, unos se llevaron el vehículo, otros sometieron Urbano y a Cruz y los subieron en otra camioneta.

Luego de esto ya no se supo nada de ellos, debido a ello la población se alarmo, pues Urbano era muy querido por su participación en la agrupación musical.

Hoy Urbano es recordado por sus familiares y la población de este municipio, quienes en las redes sociales, sus amigos escribieron sus condolencias y coincidieron en que los tres serán recordados.

Mientras que las autoridades buscan a "El Sinaloense", quien es señalado como el responsable de estas muertes.