12 de febrero de 2013 / 02:21 p.m.

El descuido en el espacio cultural de San Pedro es evidente en sus paredes, las vigas de madera y el sistema eléctrico, entre otros aspectos.

 

San Pedro Garza García.- Un nudo de hilos blancos se aprecia entre las vigas de la sala histórica del Museo El Centenario. No se tratan de los hilos de una araña, sino un enredo sistema de cables eléctricos que alimentan a la iluminación y sonido de la museografía.

Al embrollo de cables hay que sumarle la perforación de muros de sillar, pegotes con cemento y la viguería que parece vencerse en cuestión de tiempo. El riesgo es visible.

Por ello la Dirección de Cultura de San Pedro ya visualiza iniciar una remodelación a fondo de la casona de 1882, a petición del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en el estado por considerar como “graves” los daños ocasionados al inmueble.

“"El edificio sí está sumamente dañado"”, expresa Claudia Tapia, directora de Cultura en San Pedro, refiriéndose a El Centenario.

MILENIO Monterrey recorrió las salas del museo dedicadas a narrar la parte histórica del municipio de San Pedro. De esta manera fue posible apreciar los agujeros hechos con mala técnica para ductos del clima, por ejemplo.

También se perciben fracturas al recubrimiento de yeso en las áreas de exposiciones temporales, construidas apenas hace tres años.

Para El Centenario no hay más que una restauración inmediata, lo que obligará a cierres temporales en algunas áreas, aunque el museo seguirá ofreciendo talleres y exposiciones en el resto de su espacio.

“"Queremos empezar este año (las mejoras). Parte de los recursos federales que teníamos destinados para otros proyectos tendremos que destinarlos a este edificio, que es nuestra prioridad"”, expuso Tapia.

Devolverán piezas

Abierto al público en 1982, al museo se le llamó El Centenario por honrar la fecha histórica en que se fundó el municipio de San Pedro como tal.

En su exposición permanente se exhiben más de 60 piezas que narran la vida diaria de los sampetrinos hace 100 años.

La colección se nutre de donaciones que hicieron habitantes de San Pedro, además de la colección del Museo del Obispado siendo cedidas en comodato.

Por los trabajos que se avecinan de restauración, la Dirección de Cultura analiza devolver las piezas al Obispado para su mejor conservación.

“"Las piezas de la exposición las vamos a regresar al INAH, la mayoría, al Museo del Obispado. Ahorita estamos buscando la papelería para poder regresarlas"”, señaló la funcionaria municipal.

En la reinauguración de 2010 se dijo que el guión museográfico fue elaborado por la historiadora Lydia Espinoza y por el cronista de San Pedro, Carlos González. A tres años, también se contempla redefinir el discurso de la exposición.

"“Queremos un guión museográfico mejor sustentado, con un recorrido histórico y de vanguardia; que nos invite a venir a conocer la historia de nuestros fundadores y que proteja las piezas, porque muchas de ellas están expuestas actualmente"”, comentó Tapia.

Cierre por partes

Todo lo anterior viene tras una evaluación emprendida por la actual administración sampetrina a sus espacios culturales.

Claudia Tapia menciona que no se ha logrado tener comunicación con el anterior director del espacio (Antonio Pichardo) para saber a detalle las mejoras al museo en 2010.

Para El Centenario todavía estaba pendiente una tercera y definitiva etapa de remodelación, que incluía la apertura de una cafetería en su terraza. Este proyecto se canceló por la fragilidad del inmueble.

Cuando se inicien los trabajos de restauración el museo pretende cerrar sólo por secciones, y para ello ya se diseña un plan de actividades culturales en las plazas públicas de San Pedro, que involucraría a la Plaza Juárez donde se ubica el espacio.

GUSTAVO MENDOZA LEMUS