JAVIER TRUJILLO
27 de abril de 2013 / 09:50 p.m.

Acapulco • El diputado local priista, Rubén Figueroa Smutny, sostuvo que atrás de los disturbios del movimiento magisterial disidente de la CETEG, hay centroamericanos profesionales de la desestabilización y que son financiados por la delincuencia organizada o la guerrilla.

En entrevista el legislador guerrerense aseguró que aquellas personas que atacaron los diversos inmuebles (de los partidos políticos MC, PRI, PAN, PRD y de la SEG), iban embozados o encapuchados porque impidieron en todo momento que se conociera su identidad.

"Yo no dudaría que no solamente estén financiados por grupos delictivos ya sea del narcotráfico o de delincuencia organizada sino por guerrilla y que muchos de los agresores a las instalaciones públicas sean extranjeros, centroamericanos para ser concretos", dijo Figueroa Smutny.

Detalló que todos los que participaron en los destrozos de los edificios y oficinas de gobierno son desestabilizadores profesionales que buscan condiciones para que se les den mártires.

"Ellos (los del Movimiento Popular Guerrerense y de la CETEG) buscan a como dé lugar uno o varios muertos con estos movimientos para escalar el conflicto, yo creo que el gobierno ha sido prudente hasta ahora, pero no podemos estar dependiendo de la prudencia y no se puede pasar a la incapacidad o miedo".