6 de marzo de 2013 / 01:28 a.m.

Monterrey.- Debido al fuego ocasionado por dos jóvenes excursionistas que buscaban ser rescatados el día de ayer, continúan las labores de las autoridades para apagar las 50 hectáreas afectadas en la Sierra de Santiago.

Todo lo que es recolectado en los centros de acopio, es llevado a la Sierra, desde agua en botellas de medio litro, alimentos enlatados, jugos, guantes, picos, materiales de trabajo, ha llegado a lo alto de la montaña para quienes lo necesitan.

Se ha obtenido buena respuesta, pero es necesario más ayuda.

Con información de Joel Sampayo.