SOFÍA REYES / ENVIADA
26 de marzo de 2013 / 03:33 a.m.

Veracruz • En su recorrido por Europa a Celso Piña, el Rebelde del Acordeón, le quedo claro que en la música no hay idioma; así lo dejó ver a la prensa. previo a su presentación en el escenario de La Cumbre Tajín,

“En Polonia, Alemania, Francia, en República Checa, en la ruina ¿Marruecos?, no entendían lo que decía. La música es suficiente para hacer bailar, es parecido a que le guste el sentimiento como el odio, el amor, el rencor a la gente”, expresó el músico.

“La música no tiene idioma, lo que tiene idioma son las letras de las canciones. Vamos echándole ganas por este mundo”, destacó el músico de barba cana y tenis Converse azules previo a su actuación, donde alternaría con Julieta Venegas y Los Tigres del Norte.

A pocos días de su cumpleaños número 60, Celso Piña piensa en que la carrera artística, en la que cumplirá 30 años, no se alargará más de una década, dado que desea seguir entero para su público.

“Yo no nací para andarme arrastrando. Que la raza te vaya a ver porque te quiere, no porque te tiene lástima. Me quedan diez años más de carrera. Así que vayan buscando qué hacer”, le dijo a sus acompañantes.

Emocionado por la gira de larga extensión sobre el territorio latinoamericano, señaló que este tour está hecho por la misma la organización que los llevó a lugares en Europa el año pasado y tienen la única expectativa de agradar con su música.

“Hay que seguir buscando fusiones, hay que seguir por ahí, porque ya vimos que a la gente le gusta (…) Lo bueno de la música es que es inagotable, la música es infinita”.

Esta noche Celso Piña forma parte de los músicos encargados de finalizar Cumbre Tajín. Julieta Venegas, La Sabrosa Sabrosura, y Los Tigres del Norte se suman al cierre esta noche.