12 de mayo de 2013 / 01:49 a.m.

Cancún Centro • La delegación del Instituto Nacional de Migración dio a conocer que el delegado en esta entidad, Luis Fernando Gordillo Cabrera, y el subdelegado en la Terminal II del Aeropuerto Internacional de Cancún, José Luis Vargas Guajardo, fueron cesados y consignados por presunta corrupción ante la Procuraduría General de la República.

Además, señaló que en el curso de este año han sido separados de sus cargos 39 oficiales, inspectores y mandos medios comisionados en esta entidad. En la mayoría de los casos los cesados fueron sorprendidos en flagrancia en extorsiones, chantajes y otros actos de corrupción.

En el caso de José Luis Vargas Guajardo, la Procuraduría General de la República abrió una investigación con el expediente PGR/QROO/CAN/89/2013-V, señaló Migración en un comunicado.

Este ex funcionario se presentaba como delegado en la capital del estado, Chetumal, y denunció en diversos medios la supuesta existencia de una red de corrupción integrada por agentes de servicios migratorios, indica el texto.

Al investigar el caso, agentes comisionados por la nueva dirección del instituto, que encabeza Adelio Vargas Fosado, encontraron en el casillero de Vargas Guajardo, en el aeropuerto, 253 mil 306 pesos y 381 dólares en efectivo, procedentes de pagos que hicieron turistas extranjeros por derechos migratorios, reposiciones y multas.

Estos recursos, según la Ley de Ingresos de la Federación, deben depositarse a la Tesorería General de la Federación al día siguiente del trámite, pero indebidamente fueron retenidos por Vargas Guajardo en su oficina, por lo que se inició una auditoría.

De acuerdo con la información del Instituto, había otra acusación anterior contra Luis Fernando Gordillo Cabrera, levantada el pasado 6 de marzo, con el expediente con folio PGR/QROO/CAN/92/2013-VI.

La misma irregularidad se detectó ahora en la Terminal III del aeropuerto, al encontrar 83 mil 862 pesos en efectivo en el escritorio del encargado de la delegación, Luis Fernando Gordillo Cabrera.

En el expediente se consignan otras irregularidades en trámites de internación de pasajeros al país vía el aeropuerto internacional de Cancún.

Ante ello la nueva administración de Migración estableció una regulación de vuelos –como se conoce técnicamente a la revisión migratoria-- y se aplicó la rotación periódica del personal de las delegaciones en el aeropuerto.

Con esto se detectó que los responsables de las terminales II y III del aeropuerto pasaban por alto sanciones por rechazo de pasajeros a aerolíneas que transportan ilegales a México pese a anomalías en sus documentos migratorios, señala el comunicado.

Así se encontraron otras anomalías en expedición de documentos para extranjeros que se internan al país por Cancún, especialmente originarios de Cuba, Rusia, Colombia y países de Medio Oriente, debido a lo cual fueron rechazadas 519 solicitudes solo el primer trimestre de este año.

El principal foco de irregularidades fueron detectadas en la delegación de Chetumal, en la que durante los últimos seis meses del año pasado se autorizaron más de mil trámites de internación de extranjeros de manera ilegal.

La cantidad contrasta con 15 trámites autorizados este año, tras la aplicación de mayor rigor en la verificación de documentos y cumplimiento de requisitos.

Fernando Meraz