28 de febrero de 2013 / 01:12 a.m.

Los titulares de los centros penitenciarios de Miahuatlán, Tanivet, Matías Romero y Tuxtepec reprobaron las evaluaciones de control de confianza. Son revisados además 6 penales.

 

Oaxaca • Por no aprobar las evaluaciones del Centro Estatal de Evaluación y Control de Confianza, que establece la Ley del Sistema Estatal de Seguridad Pública, fueron removidos de sus cargos los directores de los penales de Miahuatlán, Tanivet, Matías Romero y Tuxtepec.

En los últimos tres meses suman ya diez los funcionarios penitenciarios que han sido cesados por no acreditar satisfactoriamente las evaluaciones realizadas por la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, las cuales se realizan para fortalecer los márgenes de seguridad, confiabilidad, eficiencia y competencia del personal para avanzar en su profesionalización.

La destitución del director del Centro de Readaptación Social de San Juan Bautista Tuxtepec, se realizó en el marco de una serie de protestas pacíficas de los internos, por su probable actuación negligente al no atender adecuadamente la alimentación de los mismos durante diciembre de 2012 y enero del presente año.

La inconformidad se presentó ayer, cuando los internos presentaron una serie de demandas como la higiene del lugar, y señalaron deficiencias como mala condición de los sanitarios, cambios repentinos de horarios de visita y falta de medicamentos, entre otros. Las peticiones fueron atendidas y con ello ocurrió la separación de su cargo del director del penal.

El secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, Marco Tulio López Escamilla, informó que el cese de los directores es una medida necesaria para prevenir actos de corrupción o malos manejos al interior de los centros penitenciarios.

Asimismo, informó que se revisan los centros penitenciarios de Pochutla, Juchitán, Etla, Cosolapa, Tlaxiaco y el Anexo Psiquiátrico del Reclusorio Regional del Valle Central, ubicado en Tanivet, Tlacolula.

Indicó que en estas acciones se privilegia el irrestricto respeto a los derechos humanos de los internos.

Señaló que los funcionarios hoy separados de sus cargos, no aprobaron las evaluaciones de control confianza que se exige a todos los trabajadores que integran el rubro de seguridad pública, máxime cuando el servidor es autoridad al interior de un centro de readaptación social.

Explicó que continuamente se realizan las evaluaciones de control confianza al personal con estas responsabilidades, las cuales constan de examen psicológico, médico, toxicológico, socioeconómico, poligráfico y físico, entre otras.

Precisó que estas acciones fortalecen el sistema penitenciario de Oaxaca, en la lucha para reducir y eliminar prácticas indebidas en el manejo de los centros de Reinserción Social en la entidad.

López Escamilla reiteró que se continuará trabajando en la depuración de sus instituciones y áreas de seguridad, a fin de brindar confianza y certeza a la ciudadanía sobre la actuación policial y de reinserción social con estricto apego a la ley.

Además se da certeza al irrestricto respeto a los derechos humanos, tanto de los ciudadanos, como de aquellos que han sido privados de su libertad.

ÓSCAR RODRÍGUEZ