7 de enero de 2013 / 03:23 a.m.

Escobedo • Con el firme objetivo de seguir fomentando las tradiciones navideñas, César Cavazos, alcalde de Escobedo, compartió una rosca de poco más de 100 metros de extensión con los asistentes a la celebración de los Reyes Magos, la clausura de la pista de hielo y el apagado del pino navideño.

"Era una rosca de 100 metros, tuvimos la oportunidad de que la gente que viniera a ver el apagado del pino también viniera a celebrar los Santos Reyes y tener la posibilidad de que podamos, el día de La Candelaria, aportar lo que le toca al municipio también con los tamales para esta gente que tuvo la suerte de sacarse el monito", precisó el alcalde.

Abundó que a las personas que les tocó el mono en el pedazo de rosca, se les entregaría un paquete de 50 tamales el Día de la Candelaria para que continúen la celebración en familia.

"Se pusieron 50 monitos, hay 50 triunfadores, a mí me tocó uno, se van a entregar un paquete de tamales para cada ganador el día dos de febrero", reiteró César Cavazos.

Agregó que con este festejo se cerró el ciclo navideño y prometió a los asistentes a esta clausura y festejo de día de reyes continuar con los festejos durante el tiempo que dure su administración.

"Es el fin de la época navideña, vinieron más de 55 mil personas durante el mes y días que estuvo instalada esta gran pista de hielo, el pino más grande de Nuevo León, nos visitaron ciudadanos del municipio de Escobedo, pero también de otros municipios", abundó el edil.

Durante la ceremonia de clausura los asistentes a este festejo tuvieron la oportunidad de disfrutar la exhibición de un partido de hockey entre otras atracciones, así como participar en la rifa de obsequios entre los que destacaron varias bicicletas.

REDACCIÓN