11 de junio de 2013 / 09:07 p.m.

Guadalupe.- • El alcalde de Guadalupe, César Garza, aceptó haber "entregado" las llaves de ciudad a Jesucristo, pero dijo que lo hizo en un acto privado a título personal y sin las injerencias de ningún tipo de acción jurídica, por lo que negó haber incurrido en alguna violación a la Constitución.

Este lunes, tras entregar las llaves de la ciudad, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, señaló que también los municipios de Juárez y Guadalupe habían hecho lo propio, lo cual fue aceptado por Garza Villareal.

El alcalde guadalupense dijo que el evento se llevó a cabo un fin de semana del pasado mes de diciembre, en el cual acudió con su familia y lo hizo a título personal.

Garza Villareal señaló que una de las facultades que el municipio tiene es apoyarse en organizaciones que puedan ayudar socialmente a los habitantes, pero que en esta acción no incurrió en ningún tipo de delito.

Refirió, además, que en su municipio no se está promoviendo ningún tipo de credo y se dijo respetuoso de toda asociación religiosa.

Finalmente, César Garza señaló que existen problemas más importantes en su municipio, por lo que es mínima la polémica que ha causado la entrega de llaves de la ciudad a Jesús, que han hecho varios ayuntamientos.

REYNALDO OCHOA