JAVIER TRUJILLO
11 de abril de 2013 / 10:20 p.m.

Acapulco de Juárez • Un grupo de cinco maestros agrupados en la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), antes de las siete de la mañana tomaron las instalaciones de la delegación de los Servicios Educativos de la región Acapulco-Coyuca de Benítez.

“La toma de las instalaciones fue con base en los acuerdos emanados de la reunión estatal de la CETEG, donde se acordó la toma de las instalaciones”.

“Antes de las siete de la mañana estamos en esta postura en este nueva faceta de nuestro Movimiento Popular Guerrerense, que ya estamos en esa unidad social en torno a la demanda de los maestros”, dijo Patricia Meza Rendón, comisionada de gestoría social de la CETEG.

La vocera del MPG, y comisionada de la CETEG en el puerto, señaló que la participación de los maestros de Acapulco en el movimiento, dejó cerradas un 30 por ciento de centros de educación del nivel básico de un total de 1, 200 escuelas que tiene la región Acapulco-Coyuca de Benítez.

-¿Estaríamos hablando de 360 escuelas?

-Más o menos serían 360 escuelas en Acapulco que tienen cerradas sus puertas, aunque no tenemos contabilizado cuantos maestros ni alumnos afectados, respondió la docente en el interior del ex Ineban.

Aseguró que los maestros que participan en las movilizaciones en la capital del estado, no han abandonado sus clases y se ausentan.

“Hay una ausencia en las aulas de manera parcial, pues estamos en una fase de reorganización y las cifras no las tenemos específicas porque las condiciones en Acapulco son diferentes a las de otras regiones del estado”, explicó Meza Rendón.

Dijo que los alumnos no tienen riesgo de perder el ciclo escolar a pesar de siete semanas que mantienen el paro de labores.

“Hay compañeros muy comprometidos con los alumnos y hacen suya la demanda y el compromiso de recuperar clases, a través de mecanismos como clases los fines de semana y en el periodo de vacaciones”, indicó.