Edgar González
12 de febrero de 2013 / 09:12 p.m.

Tras hacerse oficial la intención de venta de sus acciones por parte de Ricardo Henaine hacia su socio, Jesús López Chargoy, el hoy administrador de la escuadra confirmó su intención de llegar a un pronto arreglo para hacerse del equipo Puebla, sin embargo, reveló que no tiene el capital suficiente por lo que contará con el respaldo de otros dos accionistas, de quienes prefirió mantener su identidad en el anonimato hasta que se concrete la transacción.

"Obviamente yo estoy bastante interesado, he tenido pláticas con Ricardo en estas semanas, desde principios de año hemos tenido mucha comunicación, estamos mucho en contacto, yo le comenté que obviamente yo no tengo el 100 por ciento de capital para adquirir todo el equipo, le propuse que yo iba a manejar socios, él me dijo que sin ningún problema".

Explicó que el proceso deberá finiquitarse en un lapso de entre dos a tres semanas, dado los requisitos que exige la Federación Mexicana de Futbol con el famoso cuaderno de cargos, mismo sobre el que están ya trabajando para que en la próxima asamblea de dueños se realice el pronunciamiento final.

López Chargoy no quiso entrar en detalles en cuanto a cifras, al manifestar que eso es un proceso interno y confidencial pues se trata de una empresa, por lo que ahora todo lo expuesto a través de los medios está lejos de la realidad, reiterando que los nuevos socios son personas identificadas con lo que representa la organización.

"En ningún momento tanto Ricardo como yo estamos interesados en que se dé a conocer el monto de su porcentaje, los dos propusimos que fuera algo privado y totalmente confidencial, hay que entender que atrás del escritorio el equipo de futbol Puebla es una empresa. Una vez que quede finiquitado y concluido esto es cuando vamos a dar a conocer los nuevos socios, me preocupé que fuera gente que quisiera al equipo Puebla, aficionados de La Franja, que estuvieran interesados en mi proyecto".

Del tema de la multipropiedad, el directivo negó que el hecho de que su hermano sea presidente y dueño del San Luis se pueda interpretar como tal, ya que cada uno de los capitales de inversión son independientes, razón por la que dicho concepto, desde su punto de vista, no aplica a estos casos.

"Quien me diga que es multipropiedad le voy a decir que alguien es dueño de la casa de su hermano, pues no, mi hermano tiene sus cosas, yo tengo las mías, yo no voy a ser dueño al 100 por ciento de este club, entonces la multipropiedad, la figura ni existe".

Por último, aclaró que él no será socio mayoritario como se llegó a estimar, pues la propuesta con los accionistas es que se manejen porcentajes similares, lo que aún se mantiene en pláticas, con la seguridad de que todo lo que se realiza a nivel directivo tendrá como consecuencia un equipo ganador.