28 de enero de 2013 / 07:45 p.m.

El defensa Carlos Salcido, integrante del equipo mexicano que ganó el oro en Londres 2012, reconoció hoy que el 'empuje' de los jóvenes mete presión en la selección y, por ello, aprovecha cada llamado para tratar de reafirmarse.

"Los chavos (jóvenes) vienen empujando fuerte, la selección está abierta para todos y hay que aprovechar cualquier partido y hacer el mejor trabajo", dijo Salcido al concluir el entrenamiento de los mexicanos este lunes en Ciudad de México.

Aunque es un jugador fijo en la selección, con la que ha jugado como titular los dos últimos Mundiales, Salcido, del Tigres local, reconoció estar concentrado en mostrar un alto rendimiento porque no siente su puesto seguro.

Los mexicanos viajarán hoy a Phoenix, Estados Unidos, para enfrentar el miércoles a Dinamarca en el primer partido del 2013, preparatorio para el debut en la eliminatoria mundialista el 6 de febrero contra Jamaica.

"En ese encuentro importará más el funcionamiento y que el equipo se muestre como siempre, aunque un buen resultado dará tranquilidad para seguir", explicó el jugador de 32 años.

EFE