1 de diciembre de 2013 / 09:59 p.m.

John Terry celebró el domingo su partido 400 en la Liga Premier inglesa con un gol en la remontada del Chelsea, que se recuperó para derrotar 3-1 al Southampton y ascender al segundo puesto de la tabla, mientras que el campeón defensor Manchester United y el Liverpool cedieron terreno en la búsqueda del título.

Después de un comienzo dubitativo en el que el equipo de José Mourinho concedió un gol apenas comenzó el juego, el Chelsea se recuperó en la segunda mitad para acortar a cuatro puntos la diferencia con el Arsenal, líder de la liga.

Un mal pase de Michael Essien permitió a Jay Rodriguez abrir el marcador en Stamford Bridge a los 13 segundos.

Southampton resistió hasta que Garry Cahill igualó el juego con un incómodo cabezazo desde cerca del arco a los 56 minutos y después Terry adelantó al Chelsea con otro cabezazo a los 62 para su 34to tanto en la Premier.

Demba Ba ingresó desde el banco y anotó el tercero para el conjunto londinense a los 90.

"¿Qué se puede hacer luego de que ellos anotaron tras apenas 13 segundos? Fue el peor arranque posible pero pudimos mantener el equilibrio y arriesgarnos en el segundo tiempo", dijo Mourinho. "En esta locura de liga este resultado es importante ya que una vez más los aspirantes al título dejaron ir puntos".

En una Liga Premier muy apretada, apenas seis unidades separan al Chelsea del noveno puesto, que ocupa el Tottenham, luego de 13 partidos.

En otros partidos de la jornada el Manchester City goleó 3-0 al Swansea, el United rescató un empate 2-2 con Tottenham y el Hull derrotó 3-1 al Liverpool.

En Manchester, el francés Samir Nasri marcó un doblete para que el City mantuviera su rendimiento perfecto como local y quedará tercero luego de su triunfo 3-0 sobre el Swansea.

El español Alvaro Negredo adelantó al City a los ocho minutos con un tiro libre.

Nasri después aprovechó un pase de Yaya Toure para marcar el segundo a los 58 y selló la victoria con una brillante definición a los 77.

Los citizens son el único equipo de la Premier con una foja perfecta como locales esta temporada luego de sumar siete victorias en igual número de partidos. El resultado deja al City a seis puntos del Arsenal.

"Todo está bien en este momento, tuvimos un primer tiempo complicado pero salimos con las mejores intenciones, anotamos tres goles y mantuvimos el arco en cero, así que fue una buena tarde para nosotros", dijo Nasri. "Tenemos que mejorar como visitantes. Seis puntos no es mucho, en cuanto a la brecha que nos separa antes de enfrentarnos al Arsenal".

Más temprano, el Manchester United igualó 2-2 con Tottenham para alargar su racha invicta a 12 partidos en todas las competencias.

Wayne Rooney anotó los dos goles del United, el segundo con un penal sumamente discutible.

Kyle Walker puso al Tottenham al frente pero Rooney empató. En la segunda etapa Sandro, con un cañonazo que se coló en un ángulo, volvió a dar ventaja a los Spurs, y una vez más Rooney, de penal, igualó.

El resultado no conformó a nadie ya que el United ahora está a nueve puntos del Arsenal, y Tottenham, noveno, quedó a 10 puntos.

United volvió a jugar sin el lesionado Robin van Persie, mientras Nemanja Vidic entró como titular después de reponerse de una lesión en la cabeza.

El técnico portugués Andre Villas-Boas hizo tres cambios al equipo de los Spurs que perdió 6-0 con el Manchester City hace una semana: Vlad Chiriches, Mousa Dembele y Nacer Chadli reemplazaron a Younes Kaboul, Lewis Holtby y el argentino Erik Lamela.

El Hull se puso en ventaja contra Liverpool con un remate de Jake Livermore fuera del área que se desvió y engañó al arquero Simon Mignolet a los 20 minutos. Steven Gerrard empató siete minutos después con un tiro libre de rara precisión.

Cuando parecía que Liverpool iba a recuperarse e imponer su prestigio, David Mayer volvió a anotar para Hull a los 72 y un gol en contra de Martin Skrtel redondeó el triunfo del Hull por 3-1.

Liverpool sintió la ausencia del delantero internacional Daniel Sturridge que probablemente estará inactivo seis semanas con una lesión en un tobillo.

Liverpool quedó a siete puntos del Arsenal, que el sábado derrotó 3-0 al Cardiff con un doblete de Aaron Ramsey.

Luego de la derrota 3-0 del Fulham ante el West Ham, el técnico Martin Jol fue despedido el domingo tras un decepcionante comienzo de temporada.

Fulham está 18vo, en zona de descenso, y sólo ha conseguido sumar 10 puntos en 13 juegos.

AP