20 de septiembre de 2013 / 08:41 p.m.

Tuxtla Gutiérrez • Un total de 11 mil 746 personas fueron afectadas por las intensas lluvias que se registraron en el estado de Chiapas, dejando tras de sí más de siete mil damnificados que esperan reciben ayuda humanitaria y asistencia gubernamental, informó Protección Civil del estado.

Según Luis Manuel García Moreno, titular del Instituto de Protección Civil del estado, la información actualizada de las consecuencias dejadas por Ingrid y Manuel, fenómenos meteorológicos que azotaron la región con mayor intensidad los días 13 y 14 del mes en curso, las mayores afectaciones se registraron en nueve de los 122 municipios del estado, ubicados en las regiones Istmo-Costa, Soconusco, Sierra, Frailesca y Metropolitana.

Además de los damnificados, quienes reciben asistencia en albergues habilitados por el gobierno de Chiapas, resultaron afectadas 806 viviendas, de éstas 15 colapsaron y otras 71 se encuentran inhabitables.

Además 209 caminos, 320 tramos carreteros y siete puentes vehiculares en 52 municipios del estado fueron dañados por los aguaceros, no obstante no se registraron daños en centros de transporte, ni en los sistemas de comunicación pública o de energía eléctrica, precisó García.

Mientras tanto, en Tuxtla Gutiérrez, capital de Chiapas, 130 personas que integran 36 familias debieron desalojar sus viviendas debido al deslizamiento de una ladera en la colonia 6 de Junio, ocasionando una grieta a causa de la sobresaturación de agua en el subsuelo.

“A partir del inicio de la emergencia, el Gobierno del Estado de Chiapas ha entregado un total de mil 400 colchonetas, dos mil cobertores, tres mil litros de agua y 13 mil costales en los municipios de Arriaga, Playas de Catazajá, Pijijiapan y Tonalá”, dijo el funcionario.

Velasco y Nemer recorren zonas afectadas

Mientras tanto, el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello y el subsecretario de Desarrollo Social del gobierno federal, Ernesto Nemer, continúan recorriendo zonas afectadas para continuar con la evaluación de los daños, además de agilizar la entrega de ayuda humanitaria.

Ambos funcionarios recorrieron Playas de Catazajá, muncipio enclavado en la región selva del estado, donde habitantes de 14 comunidades resultaron damnificados por las anegaciones causadas por la creciente de los ríos Usumacinta y Chico.

En el recorrido visitaron las comunidades Remolino I, Remolino II y Los Patricios con más de cinco mil damnificados, verificando la entrega de despensas y víveres.

La Coordinación Nacional de Protección Civil también emitió la Declaratoria de Emergencia para el municipio de Tuxtla Gutiérrez, por el movimiento de ladera ocurrido los días 12, 13 y 14 de septiembre, para Arriaga y Playas de Catazajá “por la presencia de inundación e inundación fluvial, acción que permitirá acceder a recursos del Fondo para la Atención de Emergencias, para cubrir las necesidades alimentarias, de abrigo y salud de la población afectada”.

Hermés Chávez