HERMES CHÁVEZ
30 de junio de 2013 / 05:06 p.m.

Chiapas • Una recién nacida que presuntamente no tenía signos vitales fue enviada a la morgue en el municipio de Huixtla, Chiapas, donde fue rescatada con vida por el vigilante del lugar; horas después falleció en un hospital por supuesta negligencia médica, denunciaron familiares.

Según la denuncia de la familia Gómez Roblero, el nacimiento de la bebé ocurrió en el Hospital Regional de Huixtla, donde el médico encargado del parto de un embarazo de aproximadamente 22 semanas, recibió a la niña; sin embargo, la dio por muerta.

La versión de Bersaida Roblero, madre de la bebé, es que luegoque la infante estuvo por varias horas en el Servicio Médico Forense, inició un llanto que fue escuchado por uno de los vigilantes.

Al entrar al lugar, el empleado comprobó que la menor estaba viva, por lo que fue llevada al área de pediatría del Hospital Regional, donde posteriormente falleció.

La familia decidió interponer una denuncia por negligencia médica; no obstante, las autoridades médicas no han dado respuesta.

Al respecto, Carlos Eugenio Ruiz Hernández, secretario de Salud de Chiapas, confirmó el deceso de la menor, pero negó que exista negligencia.

Según el funcionario, el director del hospital, Jairo Trejo, le informó que la madre siempre fue atendida de un embarazo complicado de 22 semanas, cuyo producto pesó entre 550 y 600 gramos, por lo que fue internada en el área de Cuidados Intensivos.

Ruiz agregó que este tipo de recién nacidos presentan una mortalidad muy elevada.

El funcionario únicamente se basa en el informe del director del hospital para rechazar que existiese negligencia médica, sin mediar una investigación.