24 de febrero de 2015 / 08:00 p.m.

Ciudad de México.- Coca-Cola Femsa evalúa si continúa o no con sus operaciones de distribución en Chilpancingo, Guerrero considerando los niveles de inseguridad. El viernes pasado la empresa suspendió sus actividades en esta localidad.

"Desde el viernes 20 de febrero se suspendieron temporalmente las labores del Centro de Distribución en Chilpancingo, mientras valoramos la viabilidad de nuestras operaciones; es decir, la revisión de nuestros procedimientos operativos, anteponiendo la seguridad de los más de 350 colaboradores que  trabajan en la localidad", indicó.

La compañía dejó de operar tras la agresión que sufrieron dos de sus empleados por el Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (Funpeg).

"Cabe destacar que en otras localidades del Estado, continuamos operando normalmente de acuerdo con nuestros protocolos y medidas de seguridad", añadió.

El 19 de febrero, el Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG) y la CETEG retuvo a tres trabajadores de Coca-Cola. Maestros disidentes hicieron un intercambio con las autoridades de la empresa quienes quitaron la denuncia penal que presentaron en contra de tres estudiantes normalistas por el saqueo de uno de sus camiones repartidores.

FOTO: Reuters

MIRIAM RAMÍREZ/MILENIO DIGITAL