Luis García
18 de junio de 2013 / 06:40 p.m.

 

Monterrey  • Debido al secuestro de ocho de sus connacionales, integrantes de la comunidad china en Monterrey analizan la posibilidad de abandonar la ciudad ante la amenaza en que se ha convertido para ellos la inseguridad.

El cónsul de China en México, Liang Jinan, se reunió esta mañana con el delegado del InstitutoNacional de Migración, Luis Islas, para manifestarle la problemática, que al parecer tiene ya varias semanas.

Posteriormente, el diplomático se reunió con integrantes de la comunidad china en un negocio, propiedad de una familia asiática que está contiguo a la oficina federal, en donde les explicó lo dialogado con Islas.

Por más de dos horas se dio el diálogo entre la representación consular y los habitantes hasta que se incorporó el consejero del Consulado para definir el rumbo a seguir.

Al término de la reunión, que fue a las 12:30, el consejero declaró sobre estos ocho casos, pero advirtió que estas personas ya fueron liberadas gracias a la acción de las autoridades.

Explicó que la comunidad china ama a Monterrey, pero acotó que también priva entre ellos un clima de inseguridad.

Aunque en primera instancia confirmó que existe la posibilidad de abandonar el país, posteriormente recomendó que cada ciudadano chino fuera cuestionado en lo individual sobre este tema.

No obstante, al ser abordados, los miembros de la población china se negaron a hablar con el argumento de que dominaban poco el español.

A pesar de ello, informaron que hasta un 95 por ciento de los negocios de comida en la ciudad se encuentra cerrado en estos momentos a causa de la inseguridad.