19 de junio de 2013 / 04:01 p.m.

 

Monterrey • El cónsul de China en México, Liang Jinan, aseguró que algunos miembros de esa comunidad que radican en Nuevo León sí han sido víctimas de secuestro, contradiciendo con ello al vocero de Seguridad, Jorge Domene, que ayer descartara dicha problemática.

En entrevista con Azucena Uresti, para Milenio Radio, el diplomático confirmó que al menos tres de sus connacionales fueron privados de la libertad y por los cuales se pagó un rescate.

Agregó que fueron casos diferentes y que cada víctima estuvo retenida al menos tres días, en fechas pasadas.

“Fue un secuestro porque (se) privó de su libertad varios días y (se) pide rescate. No es uno, sino varias ocasiones, varias veces (los secuestros)”, informó Liang Jinan.

El cónsul refirió que estos hechos delictivos provocaron el pánico entre la comunidad oriental, ocasionando el cierre de al menos 95 por ciento de los negocios de comida china que hay en Monterrey y el área metropolitana.

Sin embargo, aseguró que luego de la reunión que tuvo ayer con el delegado de Migración, Luis Islas, y tras interponer las denuncias correspondientes ante la Procuraduría de Justicia, la situación de restaurantes cerrados se normalizará paulatinamente.

Dijo esperar que la autoridad estatal haga algo al respecto, para evitar que más chinos sean privados de su libertad o sufran de alguna otra situación derivada de la inseguridad que sigue aquejando al Estado.

“Ellos (autoridad) ya están actuando para salvaguardar a los secuestrados, esperemos que mejore en este ciudad (la seguridad), eso esperamos”.

Finalmente descartó que, por el momento, hayan sido víctimas de algún tipo de extorsión, como el cobro de piso.

Mónica Zúñiga

{audio}702{/audio}