Luis García y Agustín Martínez
19 de junio de 2013 / 12:32 p.m.

 

Monterrey • Ayer, el 95 por ciento de los negocios de comida china de Monterrey y área metropolitana amaneció con candados puestos y puertas cerradas, y esta tendencia se mantuvo toda la jornada.

Sus propietarios, junto al resto de la comunidad china en Monterrey, se reunieron en un local contiguo al edificio del Instituto Nacional de Migración para denunciar la inseguridad de la que afirman ser víctimas, y mencionaron que ocho de sus miembros habían sido secuestrados.

“(Tenemos) mucho, mucho (miedo), ya no queremos salir de aquí, no (queremos), de veras. La primera vez (secuestraron) seis, otro día ocho, y ayer (lunes) uno (más); ya van tres veces que secuestran.

“Yo ahorita no quiero irme (de la ciudad), pero tengo miedo”, narró una mujer que pidió no ser identificada por temor a represalias, pero dijo tener más de 20 años en el país.

En la zona metropolitana hay más de 200 restaurantes de comida china, pero sus dueños se niegan a trabajar por temor a ser víctimas de la delincuencia organizada.

Ciudadanos de este país que pidieron el anonimato dijeron que 95 por ciento de los restaurantes no abrió ayer como protesta a la situación de violencia que atraviesan hace varios días. Lo ocurrido disparó los rumores de que habría un éxodo masivo de chinos, no sólo de la ciudad, sino del país, lo que provocó la intervención diplomática del gobierno asiático.

Liang Jinan, cónsul de China en México, se reunió con el delegado de Migración, Luis Islas, y por más de una hora abordaron esta problemática.

¿Qué mensaje le da a su comunidad?

“Que esperen a las autoridades, esperamos que mejoren pronto (las condiciones)”, declaró el cónsul.

El funcionario se reunió posteriormente con líderes de la comunidad en Monterrey. Tras más de dos horas de diálogo, la representación consular fijó su postura.

“Ellos aman a esta ciudad (…) pero ahora lamentamos mucho a los delincuentes, hace una semana secuestraron en colonias chinas, entonces yo, como buen consejero consular de la Embajada china, estoy muy preocupado por ese asunto.

“Hasta este momento he recibido la información, hay en total ocho colonias chinas donde han sido secuestrados por delincuentes”, dijo.

Se habla de que algunos buscan irse de México…

“Sí. No tengo un número concreto, eso debe preguntárselo a mis paisanos”, dijo una persona que se identificó como consejero del consulado, pero que se negó a revelar su nombre.

HECHOS FORTUITOS: VERSIÓN OFICIAL

Las autoridades estatales consideran que el incidente ocurrido la noche del viernes en Apodaca, donde ocho chinos fueron privados de la libertad, se trató de un hecho fortuito y no de un agravio directo contra miembros de la comunidad oriental.

Jorge Domene Zambrano, vocero estatal y jefe de la Oficina Ejecutiva del Gobernador, afirmó que más que un secuestro, se trató del robo de la camioneta que tripulaban los orientales.

“Se habló en un momento si había existido un secuestro, si había habido una solicitud de rescate, no fue así. Simplemente hoy la camioneta no aparece”, aseveró.

Indicó que el 14 de junio se recibió el reporte de la desaparición de las ocho personas de origen chino, alrededor de las 23:30. Cinco de los afectados fueron liberados y regresaron con sus familiares la madrugada del sábado. Los otros tres, en el transcurso del día.

“Se habló con toda la comunidad, más los representantes de la cuestión diplomática de China. Se han estado atendiendo a través de la Procuraduría”, aseguró Domene Zambrano.

Diplomáticos asiáticos se reunieron ayer por la tarde con la Procuraduría de Justicia para agradecer la liberación de sus compatriotas y pedir seguridad.

Pese a la queja de miembros de la comunidad china, principalmente restauranteros y comerciantes que denuncian hostigamiento y cobro de cuotas por la delincuencia organizada, el funcionario dijo que la autoridad no ha recibido denuncias. Por ello, descartó que exista una racha de delitos contra los asiáticos.

“No habíamos tenido ningún incidente, por eso hablamos de un caso fortuito, de una situación que fue de alguna manera casual, y que estaremos atentos a resolver las cosas que se presenten”, puntualizó.

Racha de delitos

El 14 de junio se reportó la desaparición de ocho personas de origen chino en Apodaca. El Gobierno descartó un secuestro y afirma que se trató del robo de la camioneta en la que viajaban.

Jorge Domene Zambrano, vocero estatal, negó que se trate de un agravio directo contra esta comunidad, y dijo que la Procuraduría de Justicia atiende éste y otros reportes.