31 de agosto de 2013 / 03:57 a.m.

Pese a que Guadalajara atraviesa por una crisis que parece interminable, el técnico de Toluca, el paraguayo José Saturnino Cardozo, consideró que no pueden confiarse porque estarán frente a un "gigante dormido".

"Chivas es un gigante que está dormido, hay que tener mucho cuidado, eso es lo que hablamos mucho durante la semana, tenemos que esperar al mejor Chivas y pensar en lo nuestro, en tratar de tener un equilibrio importante en todas las líneas", dijo.

Destacó la importancia de "respetar siempre al rival, saber de que si nosotros entramos a proponer, hacemos lo nuestro, estar muy ordenados, no darle espacio al rival y cuando atacamos ser un equipo muy inteligente, para poderlos sorprender, se puede lograr un buen resultado".

Cardozo reconoció que siempre el verse las caras con un rival de esta alcurnia, sin importar el momento que viven, siempre resulta una inyección en el ánimo para todos los jugadores.

"La motivación que debe de tener uno cuando enfrenta un equipo como Chivas, yo creo que genera mucha expectativa porque es un equipo grande, la prensa crea mucha expectativa dentro de la semana, entonces lógicamente eso motiva también a un jugador o a un técnico que va a enfrentar a ese equipo", externó.

Ante esta situación, señaló que "el grupo está muy bien, está consciente, metido, sabemos la responsabilidad que tenemos, el compromiso y que este partido va a ser difícil, por lo tanto este juego se puede ganar tratando de no darle espacio al rival y presionando en todos los sectores del campo".

"El equipo ha trabajado muy bien toda la semana y esperemos seguir con el volumen de juego que tuvimos en el último partido y sabemos que es un partido importante y más jugando de visitante ante un rival muy difícil, como es Chivas".

Notimex