8 de mayo de 2013 / 08:30 p.m.

Esta mañana el Rebaño Sagrado siguió con sus visitas de labor social en Guadalajara. El cuadro de Verde Valle llegó cerca de las 11:00 horas y la sorpresa fue mayúscula cuando del camión bajaron latas de pintura para comenzar a darle una “manita” a la fachada y las paredes del patio del orfanato Magdalena Sofía, que se encuentra en el oriente de la ciudad de Guadalajara.

Todos los jugadores del Rebaño estuvieron en esta dinámica, Lucho Pérez, Carlos Fierro, Sergio Pérez y Jesús Sánchez estuvieron pintando la fachada, mientras que Marco Fabián, Kristian Pérez y Víctor Perales, pintaban los costados del orfanato, ante la sorpresa de los transeúntes que transcurrían por los alrededores de la zona de avenida República.

El Pato Araujo estuvo contento por la integración con los niños del orfanato y agregó que estas acciones son buenas de parte del equipo rojiblanco.

“Desde que era un niño no pintaba una pared, fue una vez que rayé mi cuarto y me pusieron a pintar. Esto es bueno y nos quedamos contentos por poder darles alegrías a los niños de esta casa”, señaló el colimense.

Por su parte, Lucho Pérez, quien fue el que dio unas palabras de agradecimiento a nombre del club, sentenció que esta experiencia no acaba acá y que volverán pronto para ver cómo siguen los niños de este orfanato.

Por su parte, Luis Ernesto Michel, llegó a este centro de apoyo con una gran despensa para ayudar a las religiosas que lo administran para hacer la comida.

Jesús Hernández Téllez