- ALBERTO VÁSQUEZ
19 de agosto de 2013 / 12:23 p.m.

Santa Catarina • La velocidad y el presunto estado inconveniente con el que un taxista manejaba su unidad, ocasionó que terminara por estrellarse contra la parte trasera de un autobús, que se dirigía a la ciudad de México, terminado lesionado él y su hijo.

El escenario del accidente fue la avenida Industriales del poniente como se le conoce a la carretera a Saltillo a la altura de la calle Canavati frente a un centro comercial conocido como La Puerta, a donde fueron enviadas las unidades de rescate de la cruz roja y del grupo Jaguares de protección Civil en Santa Catarina.

En este lugar fueron atendidos Mario Alberto Álvarez Valdez de 40 años de edad y su hijo Jordán Alejandro Álvarez Garnica de 16 años de quien resultó con la peor parte.

Álvarez Valdez, conducía un automóvil de alquiler con matrícula 3532-MLC el cual terminó con el frente completamente dañado, luego del impacto contra el autobús de pasajeros que presuntamente disminuyó su velocidad cuando se acercaba a un semáforo que se ubica en este lugar.

El vehículo de pasajeros de la línea turistar, era conducido por Guillermo Román Castillo Gonzales de 34 años de edad y que tenía como destino la ciudad de México con 8 pasajeros a bordo cuando sobrevino el percance.

Oficiales de vialidad, que acudieron a tomar conocimiento del accidente, abanderaron el sitio del accidente, mientras los paramédicos y rescatistas realizaban las labores para atender a las personas que resultaron lesionadas.

Según la versión de los oficiales, los causas del aparatoso accidente, fue la velocidad y el aparente estado de ebriedad el conductor, ya que fue en el carril central donde ocurrió el choque por alcance, cuando padre e hijo se dirigían a su casa en la colonia Mirador de las Mitras.

Los conductores de ambos vehículos, quedaron detenidos con custodia a disposición de las autoridades correspondientes bajo el cargo de lesiones, en tanto se deslindan las responsabilidades del percance.